Sábado 21/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

Se interesó por el embarazo de Ada Colau

El rey elogia Barcelona e insiste en la “humanización” de la tecnología

En la cena del Mobile World Congress, Felipe VI recupera una idea que lanzó en su último mensaje de Navidad sobre los avances en este ámbito

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

No faltó a su cita: Felipe VI presidió la cena oficial de bienvenida del Mobile World Congress que se celebra en Barcelona. El rey, que se quedó en Barcelona para inaugurar el lunes ese evento mundial de tecnología, insistió en su discurso en una idea que ya había introducido en el discurso televisado del pasado 24 de diciembre.

Felipe VI interviene en la cena de bienvenida del Mobile World Congress, en el Palau de la Música de Barcelona. Felipe VI interviene en la cena de bienvenida del Mobile World Congress, en el Palau de la Música de Barcelona.

Don Felipe se ha convertido ya en un fijo en el congreso mundial de móviles que se celebra cada año por estas fechas en Barcelona. Ya acudía a este evento cuando era todavía príncipe de Asturias, y como rey ha mantenido esa costumbre.

Este domingo 26 de febrero el rey llegó a Barcelona para asistir una vez más a la cena de bienvenida que se organiza la víspera de la inauguración del Mobile World Congress. En esta ocasión el escenario fue el Palau de la Música Catalana: concretamente, su sala de conciertos.

Como el resto de oradores, Felipe VI tomó la palabra en el escenario, teniendo a su espalda un mosaico con el escudo de las barras de Aragón y el toisón de oro.

Es ya habitual que en los actos oficiales en Barcelona, el rey intercale en sus discursos las dos lenguas cooficiales, castellano y catalán. Y en el Mobile World Congress, al que asisten ejecutivos y representantes de distintas empresas tecnológicas de todo el mundo, recurre también al inglés: de hecho, esta vez la segunda mitad de su intervención fue en esta lengua.

Barcelona, “encantadora y hermosa”

Dentro de una estructura fue similar al discurso del año pasado, en las palabras de Felipe VI destacaron algunos detalles. Por ejemplo, el elogio mucho más desarrollado sobre la ciudad de Barcelona, a la que en otras ocasiones ya había destacado como una ciudad “maravillosa”.

Este año, el rey habló de la “encantadora y hermosa” (lo dijo en inglés, “lovely and beautiful”) ciudad de Barcelona. Además, don Felipe definió la capital de Cataluña como “gran ejemplo de impulso emprendedor” y se refirió a los ámbitos en los que destaca la ciudad: “Desde la cultura a la ciencia e investigación pasando por la empresa propiamente y las tecnologías más innovadoras en casi todas las áreas imaginables”.

Ya al final de su intervención y de nuevo en inglés el jefe del Estado se mostró confiado en que los extranjeros que visita Barcelona por primera vez disfrutarán de su estancia en esta ciudad “que les recibe con los brazos abiertos”.

A todos estos elogios en su discurso habría que sumar un detalle que, según medios como La Vanguardia, Felipe VI tuvo con su alcaldesa: al saludarla, se interesó por el embarazo ya avanzado de Ada Colau.

Una tecnología “humana”

Como ya hizo el año pasado, el rey destacó la importancia de la “colaboración leal y generosa” entre las administraciones que organizan e impulsan este Mobile World Congress, desde el Gobierno de España, la Generalitat de Cataluña y el ayuntamiento de Barcelona.

La parte más concreta sobre el asunto en sí del congreso -la telefonía móvil- fue en inglés, y en ella don Felipe retomó una idea que ya utilizó hace dos meses. Fue en el discurso navideño que se emitió en televisión la pasada Nochebuena.

En ese discurso el rey se detuvo en reflexionar sobre la revolución tecnológica y sus consecuencias sociales. “Debemos adaptarnos a esa nueva realidad imparable y desarrollar al máximo nuestras habilidades para actuar con éxito en la ciencia, en la economía o en la cultura, también en la industria y en la seguridad”, afirmó en ese discurso don Felipe, y añadió que esa adaptación hay que realizarla “preservando siempre los valores humanos que nos identifican y nos definen”.

En su discurso en Barcelona en la cena de bienvenida del Mobile World Congress, Felipe VI reclamó que los beneficios indudables que aportan las nuevas tecnologías permitan “avanzar hacia una sociedad más abierta, inclusiva, por lo tanto más próspera”.

Y de nuevo, porque para el rey es irrenunciable que las sociedades busquen “un desarrollo más humano, humanista, y más seguro en nuestros avances tecnológicos”. Eso, desde su perspectiva, tiene sentido desde una perspectiva moral pero también económico.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·