Sábado 21/04/2018. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

Le quedan por obtener dieciséis

La heredera del ducado de Medinaceli recibe otros catorce títulos de su padre

Ahora, en los últimos dos meses,Victoria Elisabeth de Hohenlohe-Langenburg ha heredado 23 de los otros 39 pendientes

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Hace dos años, Marco de Hohenlohe-Langenburg y Medina, falleció en Sevilla. Ostentaba uno de los títulos nobiliarios más relevantes de España: el ducado de Medinaceli. A los seis meses de su muerte, su hija, la duquesa de Osuna, recibió el título. Ahora lleva dos meses recibiendo algunos d elos 39 títulos que le quedan por recibir.

Victoria Elisabeth de Hohenlohe-Langenburg, tercera por la derecha, en el funeral por su padre. Victoria Elisabeth de Hohenlohe-Langenburg, tercera por la derecha, en el funeral por su padre.

“La sucesión en el título de Duque de Medinaceli, con Grandeza de España, ha sido solicitada por doña Victoria Elisabeth de Hohenlohe-Langenburg, por fallecimiento de su padre, don Marco de Hohenlohe Medina...”: así anuncia la División de Derechos de Gracia y otros Derechos del Ministerio de Justicia ese primer trámite en la sucesión de este título.

Se trata de una de las dignidades nobiliarias más importantes de España: creada en 1479 por la reina Isabel I de Castilla en favor del ya conde de Medinaceli, al que convirtió en primer duque de Medinaceli. Tiene asociada la Grandeza de España desde 1520.

Cuando muere el poseedor de un título nobiliario, suele ser habitual que su sucesor espere un tiempo de duelo antes de solicitar heredar dicho título. En este caso, Victoria Elisabeth de Hohenlohe-Langenburg dejó transcurrir cerca de medio año entre el fallecimiento de su padre Marco, el 19 de agosto de 2016, y la solicitud del título: el edicto de la División de Gracia se firmó el 14 de febrero de 2017. Fecha en la que la duquesa recibió el primer título de su padre. 

Dos años después, hace alrededor de un mes, Victoria Elisabeth de Hohenlohe-Langenburg recibió alguno de los otros títulos heredados que tenía pendientes por parte paterna: Conde de Santa Gadea, Duque de Alcalá de los Gazules, Duque de Camiña, Duque de Denia, Duque de Tarifa, Marqués de Aytona, Marqués de Camarasa, Marqués de la Torrecilla y Marqués de Priego.

A pesar de recibir estos nueve títulos, la duquesa de Osuna tenía pendientes otros treinta. Ahora, un mes después de recibir los primeros, la heredera de Medinacelli recibe catorce: Conde de Alcoutim, Conde de Amarante , Conde de Castrogeriz, Conde de Ossona , Conde de Prades, Conde del Risco, Marqués de Alcalá de la Alameda, Marqués de Comares, Marqués de Denia , Marqués de las Navas, Marqués de Malagón, Marqués de Montalbán , Marqués de Pallars y Marqués de Tarifa.

La duquesa de Osuna ha recibido 23 títulos en dos meses, pero aún le quedan otros 16 para llegar a obtener los 39 que ha heredado de su padre: Marqués de Villa Real, Marqués de Villafranca, Conde de Aramayona, Conde de Buendía, Conde del Castellar, Conde de Cocentaina, Conde de Medellín, Conde de los Molares, Adelantado Mayor de Andalucía, Conde de Moriana del Río, Conde de Valenza y Valladares, Conde de Villalonso, Vizconde de Bas, Vizconde de Cabrera, Vizconde de Linares y Vizconde de Villamur.

Por su parte, el hermano de Victoria y segundo hijo de Marco, Alexander Gonzalo de Hohenlohe-Langenburg, también solicitó en su día y está aun pendiente que se le tenga por subrogado “en los derechos de su fallecido padre, don Marco de Hohenlohe y Medina, interesado en el expediente de sucesión del título de Duque de Ciudad Real, con Grandeza de España”

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·