Jueves 22/02/2018. Actualizado 12:32h

·Publicidad·

España

Tres expertos en heráldica hicieron un informe

Así se creó el escudo de armas de la princesa Leonor

La Casa del Rey se lo encargó a la Real Academia de la Historia. El diseño es del mismo dibujante que hizo el estandarte de don Felipe

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Coincidiendo con el décimo cumpleaños de Leonor, el rey firmó un decreto por el que se crean el guión y el estandarte de la princesa de Asturias. El escudo heráldico de la heredera será muy parecido al que lució Felipe VI como príncipe de Asturias.

Guión de la Princesa de Asturias. Guión de la Princesa de Asturias.

Incluye los cuatro cuarteles de Castilla, León, Navarra y Aragón, la granada del antiguo reino nazarí, el escusón de los Borbones con las flores de lis, el collar de la Orden del Toisón de Oro, una corona de Príncipe de Asturias y un lambel (una barra horizontal) azul con tres “pendientes”. Todo sobre fondo del mismo color azul de la bandera del Principado de Asturias.

Monarquía Confidencial ha podido conocer algunos detalles de cómo se diseñaron las armas que configuran el guión y el estandarte que representará a la princesa Leonor a partir de ahora. Todo partió de un encargo de la Casa del Rey a la Real Academia de la Historia.

Fuentes de esta institución explican a MC que siempre que el Gobierno, alguna comunidad autónoma, ayuntamiento u otro organismo pide asesoramiento a la Real Academia de la Historia, se nombra a un académico ponente o una comisión de académicos para estudiar el asunto.

En este caso, tras la petición de Zarzuela se nombró una comisión presidida por Faustino Menéndez Pidal, uno de los expertos en heráldica con más prestigio de España y fuera de nuestro país. También formaron esa comisión Hugo O’Donnell y Duque de Estrada y Feliciano Barrios.

Los tres expertos estudiaron los antecedentes históricos de la heráldica de la Corona española y de la casa real y elaboraron un informe, una ponencia en la que justificaron cada elemento del escudo que proponía para la princesa de Asturias.

“Había muy pocas posibilidades”, afirma Feliciano Barrios para explicar que no hubo grandes debates sobre propuestas muy diferentes para crear las armas de la heredera de la Corona. Además, era un tema en el que los académicos llevaban tiempo pensando, antes de recibir el encargo de la Casa del Rey.

El experto en heráldica Manuel Rodríguez de Maribona, autor del libro “Los principados y títulos del heredero de la Corona”, envió desde la Academia Asturiana de Heráldica y Genealogía una propuesta tras la abdicación del rey Juan Carlos en Felipe VI.

La diferencia más llamativa era que proponía que el escudo no fuera rectangular con la parte inferior redonda, sino en rombo, propio de las mujeres jóvenes según la tradición heráldica, explica este miembro también de la Real Academia Matritense de Heráldica. Sin embargo, los miembros de la comisión de la Real Academia de la Historia no contemplaron esta idea.

El informe fue aprobado en el pleno de la academia y remitido a la Casa del Rey, que en base al mismo elaboró el decreto que firmó el rey Felipe. Sólo faltaba un detalle: el dibujo del nuevo guión y el nuevo estandarte de la princesa de Asturias, que va incluido en el texto legal.

Aunque lo más importante es la descripción técnica que se hace del escudo, en base al cual los dibujantes expertos elaboran los diseños, el escudo de armas de Leonor se encargó a un dibujante experto en heráldica: Carlos Navarro, el mismo que ya dibujó el escudo de don Felipe como príncipe.

Manuel Rodríguez de Maribona destaca la importancia de que ya la princesa Leonor tenga su escudo para los actos en los que, en adelante, participe como princesa de Asturias. El ahora rey Felipe tardó muchos años en tener su propio guión heráldico.

Además, este experto señala un detalle. El decreto de la creación de las armas de la princesa Leonor coincidió con el de concesión de la Orden del Toisón de Oro también por un hecho: era necesario que se le hubiera concedido formalmente esta distinción a la heredera para poder incluir ya en su escudo el collar de esta orden ligada a la monarquía española.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·