Viernes 20/10/2017. Actualizado 01:11h

·Publicidad·

España

La barba mal cuidada del rey, la ausencia de Mallorca y un tono vital un poco más bajo desatan las alarmas: en La Zarzuela se remiten a su intensa actividad de estos días

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La salud del rey preocupa desde que se sometió a la intervención de pulmón y tuvo que seguir una larga convalecencia. Desde entonces, cualquier indicio o novedad sirve para provocar alarmas, como ha vuelto a ocurrir ahora. En La Zarzuela, sin embargo, se remiten a la intensa actividad del monarca estos días.

FOTOGRAFÍA: IPA PRESS

Los datos que han servido esta vez para sembrar la inquietud han sido sobre todo tres:

-La ausencia de don Juan Carlos de Palma de Mallorca. Este año no ha acudido a la isla para las vacaciones de Semana Santa, como suele ser lo habitual, y se escenificó especialmente en la tradicional fotografía de la Familia Real con motivo de la misa de Pascua.

-La apariencia que se le vio el lunes cuando acudió a recibir al emir de Qatar, jeque Hamad bin Khalifa al-Than, y en los siguientes actos, con don Juan Carlos luciendo una barba cana y descuidada que no le sentaba nada bien.

-El tono bajo que se le apreció en la cena oficial: el rey leyó con alguna dificultad el discurso y se trabó más de lo habitual.

Fuentes cercanas a La Zarzuela, a las que ha tenido acceso Monarquía Confidencial, reconocen que la barba que ahora luce don Juan Carlos no le favorece, desde el punto de vista estético, e incluso aceptan que debería, o recortarla, o en todo caso quitársela. Y, en ese sentido, no se descarta que algún mensaje le haya llegado ya al monarca.

También admiten que estos días se la ha visto un poco más bajo de tono que de costumbre, y en concreto en la cena de gala del lunes.

Sin embargo, esas fuentes descartan que el rey esté atravesando un momento de dificultades en cuanto a la salud.

Y se remiten como ‘demostración’ al intenso programa de trabajo que ha afrontado estos días, con tres comparecencias públicas el lunes (incluyendo la cena oficial), el almuerzo del Día de las Letras el martes, la entrega del Premio Cervantes a Ana María Matute el miércoles, una audiencia el jueves a una delegación marroquí…

No es la primera vez que no viaja a Mallorca

Sobre la no presencia de don Juan Carlos en Palma de Mallorca, las citadas fuentes argumentan que no es la primera vez que el rey deja de acudir a la isla durante las fiestas de semana santa.

Recuerdan, por ejemplo, que en el año 2000 no viajó a Mallorca porque asistió el Gran Premio de Fórmula 1 en Londres. Y que en 2002 tampoco lo hizo, tras haber asistido a los funerales por la Reina Madre de Inglaterra. Y que en otra ocasión quienes no comparecieron fueron los dos, el rey y la reina, que viajaron a Granada…

Aunque no lo reconocen con estas palabras, la impresión es que don Juan Carlos no se ha desplazado a Baleares porque ‘no le apetecía’. Tenía que asistir el miércoles a la final de la Copa del Rey de fútbol, por otro lado se anunciaba mal tiempo y lluvias en la zona…

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·