Sábado 21/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

Antes de tener que volver a convocar elecciones a final de octubre

La agenda del rey reduce las fechas para convocar otra ronda de consultas

Esta semana Felipe VI ya tiene actos cuatro días. A la siguiente se celebra la Fiesta Nacional del 12 de octubre. Podría tener más huecos libres antes de los Premios Princesa de Asturias

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

“Su Majestad ha comunicar a la Señora Presidenta del Congreso su decisión de no iniciar, por el momento, nuevas consultas con los representantes designados por los grupos políticos con representación parlamentaria...”: de esta forma Felipe VI abrió un paréntesis tras la investidura fallida de Mariano Rajoy para que los partidos negociaran un acuerdo. Sin embargo, el calendario corre y las fechas para otra ronda de consultas se empiezan a reducir.

Felipe VI, en su audiencia con Ana Pastor. Felipe VI, en su audiencia con Ana Pastor.

Después de que Rajoy cosechara una mayoría de “noes” en su sesión de investidura del 2 de septiembre, el rey se reunió con la presidenta del Congreso de los Diputados y decidió optar por dejar tiempo y no convocar de forma inmediata una nueva ronda de consultas.

Don Felipe imitió la decisión que tomó tras la investidura fallida de Pedro Sánchez en marzo. La idea es que, más allá de la primera votación que pone en marcha el “reloj” de los 60 días antes de repetir las elecciones, es preferible que el Jefe del Estado no proponga candidatos sin los apoyos garantizados para ser investidos presidente del Gobierno: que lo haga sólo cuando alguno tenga los votos seguros.

De esta forma el rey dejaba tiempo para que los partidos volvieran a negociar un posible acuerdo. Además, así pasaban las elecciones autonómicas de Galicia y País Vasco, cuyos resultados se esperaba que podrían condicionar las posturas de los partidos con representación en las Cortes.

La crisis del PSOE ha condicionado los planes

Tal y como contó El Confidencial Digital, la Casa del Rey había pensado en esta primera semana de octubre para volver a convocar a los partidos a una ronda de consultas. En el Palacio de la Zarzuela también iban a esperar al Comité Federal del PSOE en el que se podría replantear, o por el contrario, reforzar la postura de los socialistas ante la investidura: “no” a Rajoy, “no” a pactar con independentistas, pero también “no” a repetir las elecciones generales.

Sin embargo, la turbulenta semana pasada vivida en el seno del Partido Socialista dejó claro que el Comité Federal no iba a ser una reunión más. Finalmente Zarzuela ha programado esta semana del 3 al 9 de octubre varios actos oficiales de Felipe VI, que este lunes abrirá el curso universitario en Cáceres y a lo largo de la semana acudirá a distintos compromisos en Madrid.

En estos meses posteriores a las elecciones generales -las del 20 de diciembre, pero luego también las del 26 de junio- desde la casa real han dejado claro que la agenda del rey está condicionada y a expensas de que en cualquier momento tenga que ejercer sus funciones constitucionales de consultar a los partidos, proponer un candidato a las Cortes Generales y, en su caso, nombrar al presidente y también a los ministros, que juran o prometen sus cargos ante él.

El plazo puesto en marcha con la segunda votación negativa a Rajoy acaba el 31 de octubre. Si ese día no se ha investido a un presidente del Gobierno, el rey Felipe tendrá que firmar el 1 de noviembre el decreto de disolución de las Cortes y de convocatoria de nuevas elecciones.

Fiesta Nacional, Premios Princesa de Asturias...

Pese a que el rey está comprometido a ponerse en marcha en cuanto sea necesario, en las próximas semanas existen distintas citas “fijas” que reducen las posibles fechas para encajar una nueva ronda de consulta en Zarzuela.

En mitad de las semana que viene se celebrará la Fiesta Nacional del 12 de octubre. Los reyes presidirán como cada año el desfile militar en Madrid y la recepción posterior en el Palacio Real, por lo que estos actos dificultan que esa semana se lleve a cabo una ronda de consultas, a no ser que sea de forma “exprés” el lunes y martes o el jueves y viernes.

Una semana después, es el viernes 21 de octubre cuando Felipe VI tiene un compromiso ineludible en Oviedo: la entrega de los Premios Princesa de Asturias y todos los actos culturales que lo acompañan. Eso sí, los días anteriores de esa semana podría haber hueco, pero Mariano Rajoy tendrá que salir de España el jueves 20 y el viernes 21 por la reunión del Consejo Europeo.

Y a finales de octubre, se espera que tanto el presidente del Gobierno como el rey viajen a Colombia, a Cartagena de Indias, para asistir a la Cumbre Iberoamericana: una cita a la que tanto Juan Carlos I como Felipe VI tratan de asistir siempre para mantener y reforzar su papel de máximo representante de España con los países de su comunidad histórica.

La cumbre se celebrará el viernes 28 y el sábado 29 de octubre. Siempre sería posible encajar los días anteriores a este viaje -lunes 24, martes 25, miércoles 26...- una última ronda de consultas: bien porque hay un acuerdo ‘in extremis’, o bien para comprobar que no lo hay.

Hay que tener en cuenta el precedente de la anterior legislatura fallida, que ya fue inédita para el Jefe del Estado por no haber ocurrido nunca que no ser formara Gobierno en España tras las elecciones generales.

Cuando se acercaba la fecha límite antes de la disolución de las Cortes, don Felipe convocó a los partidos para recabar las posturas de los partidos y, en ese casó, constató que no había novedades y por tanto no propuso ningún candidato y finalmente tuvo que firmar el decreto de convocatoria de elecciones generales.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·