Viernes 20/10/2017. Actualizado 01:11h

·Publicidad·

España

La Zarzuela no está debatiendo con el Gobierno la Ley de la Corona, que además no haría falta en caso de abdicación

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Algunos medios informativos han publicado, con abundante despliegue, que La Zarzuela y el Gobierno mantienen contactos para la redacción y aprobación de la llamada Ley de la Corona, una normativa de rango orgánico que cubra las lagunas existentes sobre el papel y funcionamiento de los miembros de la familia real.

Según esas informaciones, habría conversaciones entre la Casa del Rey, protagonizadas en primera persona por el jefe de la Casa, Rafael Spottorno, y el ministerio de Justicia, en las que estaría también implicado el propio ministro, Albero Ruiz Gallardón. Justicia sería la instancia encargada de dar la redacción definitiva e iniciar la tramitación legal y parlamentaria de esa ley.

Según ha sabido Monarquía Confidencial, de fuentes solventes de La Zarzuela, “no está en marcha ninguna Ley de la Corona”.

No hay negociación

De acuerdo con esas fuentes, no se está debatiendo ni negociando nada a ese respecto entre la Casa del Rey y el ministerio.

Al parecer, el origen la información está relacionado con los trabajos que realiza el ministerio de Justicia para la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, y con la intención de incluir en el nuevo texto algún tipo de aforamiento para el príncipe de Asturias, puesto que actualmente los actos del heredero de la corona no tienen ninguna protección especial, al contrario de lo que sucede con el rey, que es inviolable según la Constitución de 1978.

Lo que se estudia concretamente, para incluir en su caso dentro de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, es algún tipo de aforamiento para el heredero/a pero no una inmunidad como la del monarca.

Abdicación de don Juan Carlos

Las fuentes próximas a La Zarzuela a las que ha tenido acceso Monarquía Confidencial explican que, hablar de que hay conversaciones para aprobar una Ley de la Corona, puede inducir a abonar la tesis (manejada por algunos medios) de que se estaría considerando la posibilidad de una abdicación del rey, y la realidad es –remachan dichas fuentes- que “la abdicación no está en marcha”.

Precisamente eso, que no se atisba una abdicación de don Juan Carlos, es lo que está diciendo La Zarzuela desde hace meses, y lo que el propio rey va dando a entender con sus gestos y palabras.

Y, ante el argumento de que sería precisa una ley de la Corona para el caso de abdicación, las fuentes consultadas por MC explican que técnicamente no haría falta tal: bastaría con aprobar una ley específica, muy corta, de por ejemplo tres artículos nada más, regulando ese proceso, que podría ser aprobada en las Cortes incluso por un procedimiento de urgencia.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·