Viernes 24/11/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

El funeral por José Zamoyski de Borbón y Borbón, primo hermano del rey Juan Carlos I, se celebró en el monasterio de las Madres Mercedarias de don Juan de Alarcón, Madrid

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Monasterio de las Madres Mercedarias de Don Juan de Alarcón, en Madrid, fue el marco del solemne funeral celebrado por el eterno descanso de José Zamoyski de Borbón y Borbón, Conde Zamoyski, Conde de Saryusz de Zamosc, hijo de la Infanta Doña Isabel Alfonsa, nieto del Infante Don Carlos, príncipe de las Dos Sicilias, y de la Infanta Doña Mercedes, hermana del Rey Don Alfonso XIII. El Infante Don Carlos, primo del difunto, estuvo presente en la ceremonia religiosa.

El pasado día 15 de junio de 2010 se celebró en el Monasterio de las Madres Mercedarias de Don Juan de Alarcón, de Madrid, un funeral en memoria de don José Zamoyski de Borbón y Borbón, Conde Zamoyski, fallecido el pasado 23 de mayo, Vice Comendador Mayor del Real, Ilustre y Primitivo Capítulo Noble de Caballeros de la Merced, del que es Comendador Mayor Su Majestad el Rey y que tiene su sede en el citado cenobio.

La Santa Misa fue concelebrada por tres sacerdotes encabezados por Monseñor José Manuel Estepa Llaurens, Arzobispo Castrense Emérito, acompañado por Mons. Antonio Astillero, Deán de la Santa Iglesia Catedral de la Almudena, y por el Capellán del Real Capítulo de la Merced. En destacados sitiales se encontraban, además del Conde José Miguel Zamoyski y su madre la Condesa Zamoyska, hijo y viuda del fallecido, el Infante Don Carlos y la Princesa Doña Ana, Duques de Calabria, primos del difunto, y la Gran Duquesa María Wladimirovna de Rusia, acompañada por su hijo el gran duque heredero Jorge Mikhailovich. Estuvieron presentes también doña Pilar González de Gregorio y Álvarez de Toledo, Duquesa de Fernandina –acompañada por su hijo menor Tomás-, don Manuel Gullón y de Oñate, Conde de Tepa, vinculado muchos años a la Fundación Fernando de Castro, don José María Álvarez de Toledo y Gómez-Trenor, Conde de la Ventosa, la Condesa de Revilla de Camargo, don Enrique Martínez de Vallejo, Marqués de Rubalcava, y otras personalidades y amigos de la familia del fallecido.

Estaban representadas una gran cantidad de corporaciones nobiliarias como el Real Consejo de las Órdenes Militares, por el que acudió su Secretario don Miguel Morenés y Sanchiz, Marqués de Bassecourt, la Soberana Orden Militar de Malta, representada por el Regente del Subpriorato de San Jorge y Santiago de la misma, don José María Moreno de Barreda y Moreno, la Orden Ecuestre del Santo Sepulcro de Jerusalén, representada por don Manuel de Cendra y Aparicio, Marqués de Casa López, el Real Cuerpo de la Nobleza de Madrid, representado por don Manuel Fuertes de Gilbert y Rojo, Barón de Gavín, la Orden Militar de Alcántara, por la que acudió el Marqués de Camarena, la Sacra y Militar Orden Constantiniana de San Jorge, representada por su Vice-Auditor General don Amadeo-Martín Rey y Cabieses y por el Vice-Gran Tesorero y Secretario Ejecutivo don Florencio Álvarez-Labrador y Sanz, la Real Hermandad de Infanzones de Ntra. Sra. de la Caridad de la Imperial Villa de Illescas, representada por don Manuel Piquer, la Real Asociación de Hidalgos de España, representada por su presidente don José Antonio Martínez de Villarreal y Fernández-Hermosa, Conde de Villarreal, la Real Hermandad del Santo Cáliz de Valencia, representada por don Francisco de Asís González de Regueral, Marqués de Heredia, la Real, Muy Antigua e Ilustre Cofradía de Caballeros Cubicularios de San Ildefonso y San Atilano de Zamora, representada por su presidente don Francisco Javier García-Faria y del Corral, la Real Real Hermandad de Caballeros de San Fernando, por la que acudió su presidente el general don Feliciano Calvo, y el Cuerpo Colegiado de la Nobleza de Asturias, representado por el Conde de Cabra, entre otras corporaciones.

El coro y órgano interpretaron obras de Edward Elgar, Wolfgang Amadeus Mozart, William Byrd, Johann Sebastian Bach, Giuseppe Verdi, Gabriel Fauré, Cesar Frank y Cesáreo Gabaraín Azurmendi. El acto concluyó con el canto de la Salve Rociera con toda la concurrencia vuelta hacia la imagen de la Virgen de la Merced.

No podemos olvidar que el Conde Zamoyski, caballero de la Real Maestranza de Sevilla, estuvo muy unido a Nuestra Señora del Rocío, en cuyo santuario se casó el 6 de marzo de 1973 con la sevillana doña María Antonia Navarro y González, y murió precisamente en la aldea de El Rocío donde se había desplazado como cada primavera para participar en la romería de la patrona de Almonte, con la Hermandad de Villamanrique de la Condesa. El difunto era hijo del Conde Juan Cancio Zamoyski y Borbón Dos Sicilias, y de la Infanta Isabel Alfonsa de España. Nacido en París el 25 de junio de 1935, contrajo matrimonio en el pasó a formar parte del Consejo General y de Dirección de la Fundación Fernando de Castro el 23 de Abril de 1997, asumiendo el reconocimiento de protector de Honor como bisnieto de la Reina María Cristina protectora de Honor de las Fundaciones de Fernando de Castro. Donó a esta Fundación el archivo personal de su madre.

Amadeo-Martín Rey y Cabieses

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·