Jueves 23/11/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

El ‘caso Urdangarín’ afecta aún más a La Zarzuela: el ex jefe de la Casa del Rey, interrogado por la Policía

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El 'caso Urdangarín' entró por vez primera de forma directa en el Palacio de la Zarzuela cuando fue citado a declarar el secretario de las infantas, Carlos García Revenga, posteriormente imputado por el juez Castro. Después, con la citación al conde de Fontao. Y ahora, finalmente, con la toma de declaración al anterior jefe de la Casa del Rey, Alberto Aza.

Según se ha dado a conocer ahora, el pasado 24 de abril agentes de la policía de Palma, enviados a Madrid, interrogaron a Alberto Aza, aunque en calidad de testigo. Que se sepa, nunca un jefe de la Casa del Rey había pasado por un trance así.

Aza, que estuvo el frente de los servicios de La Zarzuela desde 2002 a 2011, fue citado para testificar sobre la supuesta reunión de negocios que, según Diego Torres, Iñaki Urdangarín organizó en palacio el 29 de enero de 2004, con asistencia de Francisco Camps y Rita Barberá.

Según Torres, en ese encuentro se cerraron las bases de acuerdos, por 3,5 millones de euros, entre las administraciones valencianas y el Instituto Nóos para la financiación de tres ediciones del Valencia Summit y para la preparación de unos Juegos Europeos que nunca llegaron a celebrarse.

A las preguntas de los policías, el ex jefe de la Casa del Rey respondió que no recordaba que tal reunión se hubiese producido.

En su día, el juez Castro pidió el registro de entradas al recinto de la Zarzuela, precisamente para corroborar la presencia de Camps y Barberá en palacio. Sin embargo, según la Casa del Rey los servicios de seguridad destruyen las anotaciones pasados cinco años, porque la ley no obliga a conservar los registros más tiempo. La reunión denunciada por Torres se celebró en 2004, y desde entonces han pasado nueve años.

La relación de los entornos de La Zarzuela con el 'caso Urdangarín' tiene que ver también con el encuentro que el marido de la infanta Elena celebró, en septiembre de 2003, con Jaume Matas, en la residencia real de Marivent, en Palma de Mallorca. Urdangarín reconoció que se había visto con matas en Marivent para jugar un partido de pádel.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·