Lunes 23/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

El Rey presidió una Pascua Militar más corta: menos tiempo de saludo, no se pasó revista a las tropas ni se impusieron las condecoraciones

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Rey inauguró la tradicional Pascua Militar en el Palacio Real en su primer acto oficial tras su operación de cadena el pasado noviembre. La salud de Don Juan Carlos ha marcado la celebración y el protocolo con tres novedades respecto a años anteriores: la reducción del tiempo de saludo, no ha pasado revista a las tropas y tampoco ha impuesto las condecoraciones. Un acto que se ha acortado por su reciente convalecencia.

"Me encuentro divinamente, lo único, que el médico me ha dicho que tenga cuidado, que voy muy rápido", así de natural respondió Juan Carlos a los periodistas al ser preguntado por su estado de salud antes de los actos oficiales.

El monarca acompañado de la Reina y los Príncipes de Asturias fueron recibidos por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, los ministros de Defensa, Pedro Morenés, e Interior, Jorge Fernández Díaz, el jefe del Estado Mayor de la Defensa, el almirante Fernando García Sánchez, y el jefe del Cuarto Militar, teniente general Antonio de la Corte. El Rey salió del coche apoyado en dos muletas y únicamente se apoyó de una al recibir los honores. De ahí se dirigieron a la saleta Gasparini donde comenzó el acto oficial.

El protocolo prosiguió con los saludos oficiales en los que el monarca tuvo que ser ayudado por una de las muletas. En toda la celebración se pudo ver la simplificación y adecuación del espacio que evitó cualquier tipo de esfuerzo del monarca. Es por ello que la colocación de las cuatro sillas para los Príncipes de Asturias y los reyes no fue al azar. Se trata de la primera vez que el rey escucha el discurso oficial del Ministro de Defensa sentado.

En su mensaje institucional, el monarca quiso resaltar su agradecimiento al ministro de Defensa, Pedro Morenés, por el esfuerzo y el compromiso adoptado y los retos futuros. Tampoco quiso pasar por alto la actual coyuntura de crisis económica que también está haciendo mella en el sector de las Fuerzas Armadas actuando como "una amenaza a la seguridad" según las palabras de Juan Carlos. Por este motivo ha advertido de que "resulta primordial priorizar el esfuerzo para mantener las capacidades militares que garanticen una disuasión verosímil en defensa de los intereses de España".

La celebración ha contado con 250 invitados en un acto tradicional que lleva organizándose desde hace 231 años a propuesta del entonces rey Carlos III.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·