Lunes 22/01/2018. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

Aprovechando la ausencia por vacaciones de Felipe VI y su familia

Montan un simulacro de seguridad en Zarzuela tras el incidente de un coche incontrolado

Organizado por el nuevo jefe de Seguridad de la Casa del Rey, han participado la Guardia Real y efectivos de la Guardia Civil

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Una de las noticias que más alarma causó recientemente, y que fue recogida por casi todos los medios, fue la situación de alerta que se vivió durante horas en La Zarzuela como consecuencia de la penetración en el recinto de un coche incontrolado. El incidente provocó, por ejemplo, que el rey y su familia fueran especialmente custodiados en su residencia.

Vista aérea de La Zarzuela. Vista aérea de La Zarzuela.

ECD informó el pasado 17 de octubre de una alerta máxima que se había desatado el día anterior en La Zarzuela por una posible amenaza contra la residencia de Felipe VI y su familia. Los datos ofrecidos procedían de distintas fuentes relacionadas con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado

Lo ocurrido fue que un coche no identificado entró en el recinto por el acceso de Valdemarín, saltándose el control que los servicios de seguridad de la Casa del Rey tienen allí. Del vehículo salieron uno o varios individuos y posiblemente armados (en los primeros momentos no se conocían datos exactos y ese fue la alarma cursada), que abandonaron el coche y se internaron a pie en los terrenos del recinto de La Zarzuela.

El rey en su residencia

El protocolo de seguridad de La Zarzuela es materia altamente reservada, pero las fuentes de las Fuerzas de Seguridad consultadas por ECD explican que durante la citada alerta el rey permaneció en su residencia, el llamado Pabellón del Príncipe, situado a algo más de un kilómetro de distancia del propio Palacio de la Zarzuela, en el que transcurre la vida cotidiana de don Felipe, la reina Letizia, la princesa Leonor y la infanta Sofía.

El intenso operativo de búsqueda se centró en el despliegue de la Guardia Real, junto con efectivos de la Guardia Civil y de la Policía Nacional, incluyendo la participación de un helicóptero

La alerta provocó que la familia real estuviese custodiada de forma especial, ante la posible amenaza que existía en aquel momento.

Como consecuencia del intenso operativo, se localizó y fue detenido el único ocupante del coche, una persona de nacionalidad portuguesa y catalogado como delincuente común.

Transición en el Servicio de Seguridad

El incidente se produjo en un período de transición en la Seguridad de la Casa del Rey y en un momento de luto. Sólo unos días antes había fallecido José María Corona Barriuso, coronel de la Guardia Civil que durante años había estado en ese Servicio y últimamente al mando.

Accedió a la jefatura en 2014, cuando Felipe VI le nombró tras ser proclamado rey. Había estado tiempo a su lado siendo príncipe, y el rey asistió a las honras fúnebres de Corona.

A mediados de diciembre, el monarca nombró nuevo jefe del Servicio de Seguridad de su Casa a uno de sus más cercanos colaboradores, el coronel de la Guardia Civil Miguel Herráiz Alarcón, de 54 años.

Es también una persona muy cercana al Jefe del Estado. De hecho, se incorporó a La Zarzuela en 1988, cuando don Felipe empezó a estudiar la carrera de Derecho en la Universidad Autónoma de Madrid, en el campus de Cantoblanco. Herráiz procedía del Grupo Antiterrorista Rural de la Guardia Civil.

Desde entonces, se había venido ocupando de distintas responsabilidades relacionadas con la protección del rey y de su familia.

Simulacro de seguridad sobre el terreno

A poco de acceder al cargo, según ha podido saber El Confidencial Digital por fuentes de la Seguridad del Estado, el coronel Herráiz reunió a los miembros de la Guardia Civil destinados en Zarzuela para poner en marcha los preparativos sobre el terreno de un simulacro de seguridad, diseñado tras el incidente de la entrada del coche incontrolado.

En paralelo, también se celebró un encuentro con la Guardia Real y se comunicó a los efectivos todos los detalles del despliegue. En el simulacro, desarrollado durante esta primera semana de enero, ha participado, por tanto, la unidad militar inter ejércitos encargada precisamente de la custodia y seguridad del Palacio de la Zarzuela, el Palacio Real y los Reales Sitios.

Custodia de la residencia de forma especial

El recinto real, situado en el Monte de El Pardo, al noroeste de Madrid, cuenta con varios accesos. El principal es el de Somontes, el más conocido, porque es por donde suelen entrar las visitas institucionales.

En el caso del incidente de octubre, la entrada incontrolada se produjo en el acceso de Valdemarín, situado más al sur, en el lujoso barrio madrileño del mismo nombre y cerca del Hipódromo de la Zarzuela.

El citado despliegue de seguridad, que ha sido ensayado y reforzado especialmente estos primeros días del año, se ha realizado aprovechando las vacaciones de los reyes y sus hijas, así como la ausencia de actividad institucional en el Palacio de la Zarzuela.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·