Jueves 14/12/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

Las instantáneas que dejó el acto de la Marca España: la afición del Príncipe al jamón, Miguel Sebastián muy solicitado y Botín, el primero en hacer ‘mutis’

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La ceremonia de entrega de Acreditaciones a la III Promoción de Embajadores Honorarios de la Marca España y el cóctel que se ha servido a continuación ha dejado imágenes poco frecuentes en el Centro Tecnológico de Repsol: Marc Gasol, con la que fuera tutora de Garmendia, Plácido Domingo hablando de su afición al baloncesto y el Príncipe Felipe disfrutando de uno de sus platos preferidos.

Los Príncipes de Asturias presidieron el acto, en el que el presidente de Repsol, Antonio Brufau, ejerció como anfitrión. El ministro de Industria, Miguel Sebastián, la subsecretaria del Ministerio de Asuntos Exteriores, María Jesús Figa, y José Luis Bonet, consejero delegado de Freixenet y presidente del Foro de Marcas Renombradas Españolas (FMRE) completaron la mesa presidencial.  Los escogidos en esta ocasión para ‘ponerle cara’ a la marca España fueron Pau Gasol (Deportes), Plácido Domingo (Cultura), Emilio Botín (Gestión Empresarial), Margarita Salas (Ciencia e Innovación), Agencia EFE (Comunicación), Buque Juan Sebastián Elcano (Relaciones Institucionales), Kike Figaredo (Acción Social) y Enrique Puig (reconocimiento a título póstumo).

Una vez clausurado el acto oficial, en el que se rindió un emotivo y cariñoso homenaje al fallecido Puig, los galardonados y demás invitados al evento pudieron degustar un cóctel informal. Algunos de las instantáneas más destacadas del mismo, según el relato realizado a El Confidencial Digital por alguno de los asistentes, fueron las siguientes: 

 El Príncipe de Asturias mostró su especial predilección por el jamón serrano, del que se sirvió en repetidas ocasiones demostrando, además, su buen apetito. En cambio, su esposa, prefirió reservarse para el gazpacho de fresa, “estupendo para el calor que hace” según manifestó visiblemente satisfecha.

Se pudo ver a Doña Letizia hablando largo y tendido con el presidente de la Agencia EFE, Álex Grijelmo, en una animada conversación de (al menos) veinte minutos. Mientras tanto, el heredero saludaba afectuosamente a la viuda e hijos del empresario catalán Enrique Puig, artífice e impulsor de la Copa del Rey de Vela, y viejo conocido de la Familia Real.

Quien tuvo que seguir trabajando durante el ágape fue el ministro de Industria. Varios conocidos empresarios de la industria metalúrgica, de la alimentación y el textil se le acercaron para interpelarle con el clásico “qué hay de lo mío”.

Además del recuerdo a Puig, en boca de muchos de los invitados al acto, la mayor parte de las felicitaciones fueron para el padre Enrique Figaredo, Obispo de Camboya y recién nombrado embajador honorario de la marca España en el campo de la Acción Social. “Kike se lo merece, es increíble lo que hace con esos chicos”, resumía Brufau a un viejo conocido barcelonés.

‘Monseñor Batang’, como se conoce cariñosamente al prelado, acudió a recoger su acreditación acompañado de varios de los niños a los que atiende en sus instalaciones en el país asiático, y que han sido víctimas de minas antipersona. “Un par de ellos son sus ahijados”, apuntaba un familiar cercano al sacerdote.

Marc Gasol, que acudió a recoger este reconocimiento en nombre de su hermano Pau, estuvo departiendo animadamente con la científica Margarita Salas y echó mano de su teléfono móvil en numerosas ocasiones. Se trata de un ‘truco’ que utiliza a menudo para disimular su timidez en este tipo de reuniones, según explicaba un allegado del jugador que milita en la NBA.

 Gran sorpresa entre los asistentes por la extrema delgadez de la directora de orquesta Inma Sarha, que pasó largo rato hablando de música, deporte y vacaciones con Plácido Domingo, su hijo y la mujer de este. Ha sido precisamente este referente del ‘bel canto’ uno de los interlocutores más buscados para los ‘corrillos’ que se formó con empresarios y miembros del Gobierno.

Por su parte, Emilio Botín decidió no quedarse al cóctel y partió a toda prisa rumbo a la cercana Ciudad Financiera del Santander. Tampoco la ‘número tres’ de Moratinos se dejó ver en el vino español que clausuró la jornada.

 

FOTOGRAFÍA:IPAPRESS

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·