Domingo 22/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

Otra corbata del rey del color carmesí de su guión heráldico

La reina Letizia saludó a su madre al llegar a los Premios Princesa de Asturias

El catalán estuvo presente en los discursos de Felipe VI y de Núria Espert. Doña Sofía se llevó dos grandes ovaciones del Teatro Campoamor

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La gala de entrega de los Premios Princesa de Asturias es uno de los actos más destacados cada año en la agenda de los reyes de España. Felipe VI y doña Letizia presidieron la ceremonia en el Teatro Campoamor de Oviedo en la que estuvieron presentes sus madres: la reina Sofía en el palco de honor, y Paloma Rocasolano entre el público.

Los reyes Felipe y Letizia, en los Premios Princesa de Asturias 2016. Los reyes Felipe y Letizia, en los Premios Princesa de Asturias 2016.

Siguiendo el mismo “guión” que en los últimos años, los reyes Felipe y Letizia llegaron pocos minutos antes de las 18:30 al Teatro Campoamor en un coche escoltado por un fuerte dispositivo de seguridad. Eso sí, el vehículo avanzaba algo más lento de lo habitual para que los cientos de personas que se apostaban en el recorrido por las calles de Oviedo pudieran ver a los reyes.

Don Felipe se acercó a saludar al alcalde de la ciudad y al presidente de la Fundación Princesa de Asturias de inmediato, mientras que las reinas Letizia y Sofía se entretuvieron más saludando a los ciudadanos que las aplaudían con banderas de España y de Asturias. Por cierto, que el rey llevaba una corbata de un color muy similar al carmesí de su guión heráldico; muy parecida a la que lució en el mensaje de la pasada Nochebuena desde el Palacio Real.

En ese momento se pudo escuchar también el sonido de la concentración que algo más alejados, en la Plaza de la Escandalera, habían organizado colectivos como las Marchas de la Dignidad para protestar contra estos premios y contra la monarquía.

Sin embargo, enseguida las bandas de gaiteros asturianos ahogaron ese ruido mientras los reyes y doña Sofía recorrían la ya famosa alfombra azul para entrar en el Teatro Campoamor y saludar a otras autoridades: el presidente de Asturias, Javier Fernández; la presidenta del Congreso, Ana Pastor; y la directora de la Fundación, Teresa Sanjurjo.

En ese hall del teatro la reina Sofía se separó de su hijo y su nuera. Ella no se sienta en la mesa presidencial, sino que sigue la gala desde el palco de honor o palco real del teatro. Se pudo ver a la reina emérita hacer un saludo con la mano a doña Letizia para despedirse.

Un detalle sobre la reina Sofía: este 21 de octubre llevaba sobre su traje de chaqueta y falda en gris perla un collar con colgante que ya lució justo hace un año, también en la gala de los Premios Princesa de Asturias.

El saludo de la reina a Paloma Rocasolano

Nada más subir y aparecer en el palco de honor, señalada con un repostero con el escudo de España, doña Sofía se llevó la primera gran ovación de la noche: de forma espontánea el público del Teatro Campoamor rompió a aplaudir su llegada. Entre quienes aplaudían sonriendo estaba Paloma Rocasolano, la madre de la reina Letizia.

Rocasolano suele ser una “fija” en esta gala de los Premios Princesa de Asturias. Al habérsele asignado una butaca junto al pasillo, durante la entrada de los reyes se pudo percibir un gesto discreto: la reina Letizia saludó a su madre con la cabeza, sonriendo aún más pronunciadamente a Paloma Rocasolano.

En el público llamaban la atención, por ejemplo, Albert Rivera. El líder de Ciudadanos estuvo acompañado de su pareja, y además pudo sentarse junto a Adolfo Suárez Illana: precisamente Rivera ha declarado en numerosas ocasiones su admiración por el padre de éste, el fallecido presidente Adolfo Suárez. También se pudo ver al actual duque de Alba, Carlos Fitz-James Stuart y Martínez de Irujo.

Los reyes hicieron un gsto de saludo inclinando la cabeza en dirección al palco de la reina Sofía, que aplaudía visiblemente emocionada. Este gesto no era la reverencia obligada de cuando eran príncipes, ya que por tercer año don Felipe y doña Letizia ya acudieron al acto encarnando la primer magistratura del país.

Tras escuchar el himno de España tocado por los gaiteros, don Felipe dio comienzo al acto.

Entre los premiados también el triatleta Javier Gómez Noya (Premio Princesa de Asturias de los Deportes) hizo una inclinación de cabeza dirigida a la reina Sofía. Precisamente la reina emérita se llevó otra fuerte ovación del público cuando Matías Rodríguez Inciarte, en el primer discurso, citó a doña Sofía para agradecerle que no falte a esta ceremonia.

El catalán de Núria Espert y Felipe VI

Al entrar los premiados, sin duda entre las más aplaudidas estuvo la actriz Núria Espert. Los reyes siguieron con total atención los cuatro discursos de otros tantos premiados, pero con Espert se vio a la reina Letizia emocionarse cuando recitó fragmentos de la obra de Federico García Lorca.

En la línea de lo que suele ser habitual en otros actos del rey Felipe, las lenguas cooficiales de España tuvieron una pequeña presencia en este acto. Núria Espert utilizó el catalán pare recitar versos del drama ‘El Rey Lear’ de William Shakespeare en su discurso que emocionó al público.

Como ‘respuesta’, Felipe VI en la parte de su discurso que dedicó a glosar los méritos de Núria Espert también terminó felicitándole en lengua catalana: “Moltes felicitats per la teva carrera, Núria”.

Los discursos de los premiados dejaron otros momentos destacados:

-- El rey soltó una carcajada cuando la historiadora británica Mary Beard, Premio de Ciencias Sociales, comenzó sun discurso con unas palabras en castellano y antes de pasar al inglés, dijo disculpándose: “Este es mi español”.

-- También la reina Letizia se rió con Beard cuando, ya en inglés, la historiadora dijo que en la recepción posterior en el Hotel Reconquista ella animaba a “brindar por Cicerón”, el orador romano.

-- El novelista norteamericano Richard Ford, Premio Princesa de Asturias de las Letras, se mostró especialmente agradecido a los reyes. Aseguró que se enteró de su premio al recibir un correo electrónico “de Su Majestad el Rey”, si bien al ser norteamericano no tiene mucha costumbre de tratar con reyes. Con buen humor, dijo que confiaba en que el rey y él podrían continuar en contacto a partir de ahora.

-- Felipe VI tuvo un pequeño lapsus: al dar paso al discurso de Mary Beard, dijo que era “Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales”. De inmediato se corrigió por “Premios Princesa de Asturias”, pero provocó risas y un aplauso ante ese error fruto, sin duda, de los muchos años en que vivió los Premios Príncipe de Asturias (hasta 2014).

-- El “regalo” a Leonor: no sólo Matías Rodríguez Inciarte y Felipe VI mencionó en sus discursos a la princesa de Asturias. También lo hizo Patricia Espinosa, secretaria ejecutiva de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (Premio a la Cooperación Internacional). Espinosa destacó la importancia del Acuerdo de París (también galardonado) sobre cambio climático y dijo que este acuerdo internacional es “un regalo de esperanza” que quería compartir “con la princesa Leonor, que pronto cumplirá once años, y con los demás niños del mundo”.

Tras el discurso de Felipe VI, los gaiteros tocaron el himno “Asturias patria querida” que el rey escuchó serio y la reina Letizia, asturiana de Oviedo, escuchó con una sonrisa emocionada. “Quedan convocados los Premios Princesa de Asturias 2017”, dijo don Felipe para dar por concluido el acto, del que los reyes se marcharon con otra ovación, y de nuevo ellos saludando con una inclinación de cabeza a la reina Sofía.

http://www.monarquiaconfidencial.com/espana/apasionado-alegato-Premios-Princesa-Asturias_0_2805919404.html
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·