Domingo 22/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

La princesa Letizia asistirá a la entronización del Papa Francisco, pero no podrá lucir ni mantilla ni peineta blanca

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La princesa Letizia será la representante femenina de la familia real española, sin embargo no disfrutará de los privilegios de las mujeres de la corona española, como sí lo haría doña Sofía o la reina Fabiola de Bélgica.

La razón es muy simple: no ostenta el título de reina ni de soberana. Aunque el príncipe Felipe represente al rey en la misa de entronización del nuevo Papa Francisco, no se aplicará la "regla del blanco" al código de vestuario de la princesa Letizia durante este acto, quien lucirá mantilla negra, sin peineta.

La esposa del príncipe Felipe acudirá a la misa como lo ha hecho en todos los actos con el Papa hasta ahora: con un vestido negro de manga larga, sin escote y con un largo por debajo de la rodilla, sin joyas y adornada únicamente con una tradicional y discreta mantilla de encaje negro.

Tal y como dicta el protocolo respecto al vestuario femenino en el caso de las familias europeas católicas, sólo las soberanas de dichos países, aunque sean consortes, podrán lucir mantilla y atuendo blanco, igual que el Papa, durante las ceremonias en las que participe el Santo Padre.

Las cinco mujeres que actualmente pueden participar en actos con el Papa vestidas de blanco son:

--La reina Sofía de España

--La reina Fabiola de Bélgica

--La reina Paola de Bélgica

--La Gran Duquesa María Teresa de Luxemburgo

--La princesa Charlène de Mónaco

--La princesa Marie de Liechtenstein

Las reinas españolas aún tienen más privilegios que las del resto de países de misma confesión religiosa: pueden lucir peineta, además de la mantilla, en este tipo actos.

En la actualidad, sólo dos mujeres disfrutan de esta preferencia: doña Sofía y la reina Fabiola de los belgas, española de nacimiento.

Las infantas Elena y Cristina, por tanto, lucirían atuendo como el de la princesa de Asturias si asistieran a un acto con el Papa: de negro riguroso, sin joyas y con la cabeza cubierta por una mantilla negra.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·