Jueves 22/02/2018. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

“No hay prisa” para que la princesa Letizia sea admitida como dama en la Orden de Malta. Se hará en un viaje a Roma de los príncipes o en una visita a España del Gran Maestre

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Ni para los órganos de gobierno de la Orden de Malta ni para la Zarzuela es prioritario el ingreso de la princesa de Asturias como dama en una de las más antiguas órdenes religiosas del orbe católico.

Según fuentes oficiales del gobierno de la Orden, la admisión en la Orden de Malta de doña Letizia puede llevarse a cabo bien durante una visita a España del Gran Maestre de la Orden, rey Matthew Festing, bien durante un desplazamiento a Roma, donde reside la sede de la Orden, de los príncipes de Asturias.

El hecho de que no haya prisa, según las mismas fuentes, se debe a que los príncipes están centrando su actividad en la interlocución con la sociedad civil, por lo que las cuestiones que no atañen de modo directo a esa interlocución quedan en un segundo plano.

Asimismo, cabe señalar, según recuerdan a este diario fuentes no oficiales de la Orden, que el príncipe Felipe, por comparación con su padre el rey, no ha hecho tantos gestos ostensibles de apego a la Orden. Don Juan Carlos fue bautizado en la capilla del palacio magistral de la Orden y se casó y fue recibido en audiencia posterior a la boda, junto a doña Sofía, por Juan XXIII, siempre luciendo las placas de la Orden. La reina doña Sofía, tendente por carácter a alejarse de ceremonias nobiliarias, sigue sin ser dama de la Orden de Malta.

Los mismos expertos señalan que el hecho de que doña Letizia haya tenido un matrimonio civil y un posterior divorcio podría ser motivo de sorpresa para los caballeros españoles de la Orden, en el caso de que finalmente la princesa ingrese en una institución en la que es fundamental su carácter religioso.

La Soberana Orden Militar y Hospitalaria de San Juan de Jerusalén, de Rodas y de Malta, más conocida como la Soberana Orden de Malta, fue fundada en Jerusalén en el siglo XI. De su carácter de orden religiosa y militar mantiene la vinculación cristiana, en tanto que el ejercicio de las armas se abandonó en el siglo XVIII, si bien se perpetúan lo que la propia Orden considera las "tradiciones militares". También perviven en ella los valores de la caballería y la nobleza, de acuerdo con su origen caballeresco y noble. La Orden es reconocida por una mayoría de estados como ente independiente de Derecho Internacional y, a través de sus distintas organizaciones consagradas al efecto, es una de las instituciones caritativas más importantes del mundo.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·