Viernes 20/10/2017. Actualizado 20:34h

·Publicidad·

España

La herencia de don Juan es menor que la fianza solicitada por el juez Castro a Urdangarín y su ex socio, Diego Torres

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La herencia que don Juan de Borbón (7 millones de euros) dejó a su hijo, don Juan Carlos, y las infantas Pilar y Margarita representa una cantidad menor que la solicitada en forma de fianza a Urdangarín por el juez Castro.

Los 1.100 millones de pesetas que han ocupado los titulares de la mayor parte de la prensa nacional representan, en realidad, menos de 7 millones de euros, una cantidad que en ámbitos financieros califican de relativamente modesta para tratarse una herencia de una casa real.

Esta cantidad se desglosa en 728,75 millones en fondos depositados en tres cuentas en Suiza (una en Ginebra y dos en Lausana) y en tres propiedades inmobiliarias valoradas en más de 350 millones de pesetas.

De la herencia, el rey sólo habría recibido 375 millones de pesetas, o lo que es lo mismo, poco más de dos millones de euros, dos de las propiedades inmobiliarias (el piso en Estoril y unas oficinas en la Gran Vía de Madrid) y un tercio de “Villa Giralda”, la residencia que el conde de Barcelona poseía en la lujosa urbanización madrileña de Puerta de Hierro.

El resto, más de 400 millones de pesetas, se repartió entre sus dos hermanas, las infantas Pilar y Margarita, a quiénes correspondió, además, un tercio a cada una de la lujosa vivienda madrileña.

La cantidad solicitada por el juez instructor del caso Nóos como fianza, para abonar de manera solidaria por el duque de Palma y Diego Torres es más de ocho millones de euros, cifra que supera claramente el patrimonio que el conde de Barcelona dejó en herencia a sus tres hijos hace veinte años.

La noticia publicada por El Mundo, en la que se describía minuciosamente el montante heredado por los hijos de don Juan y la parte asignada a cada uno de ellos, ha provocado un gran debate acerca de la legalidad de la posesión por parte del rey de millonarias cuentas en Suiza.

El principal punto de controversia se encuentra en si don Juan llegó a declarar en algún momento ante la Hacienda Española la cantidad que mantenía ingresada en las entidades suizas.

Una de las reacciones más notables las ha protagonizado un bloque formado por cinco partidos políticos, PSOE, IU, ICV, UPyD y BNG, que han pedido explicaciones, no sólo a la Casa del Rey, sino también al Gobierno, y han exigido que Hacienda aclare si ese dinero está o no regularizado.

Ante esta demanda de información, Alfonso Alonso compareció ayer en una rueda de prensa convocada para aclarar este tema. El portavoz popular en el Congreso notificó la negativa del Gobierno a investigar la regularización de las cuentas, porque eso “sucedió hace 20 años”.

Además, desde la Agencia Tributaria se ha explicado que en ningún caso se podría hacer pública la declaración de patrimonio de don Juan Carlos, por tratarse de un documento personal.

Por su parte, la Zarzuela no ha querido pronunciarse al respecto, aunque ha asegurado que estudiará si la herencia continúa ingresada en alguna de las entidades bancarias suizas.

Las tres propiedades del conde de Barcelona

Como ya aclaraba en Confidente de la Corte a principios de esta semana, de los tres inmuebles heredados por los hijos de don Juan, tan sólo uno de ellos continuaría bajo la titularidad del monarca: el chalet de Puerta de Hierro, que comparte con sus hermanas, las duquesas de Badajoz y de Soria.

Las otras dos propiedades, es decir, el apartamento en Estoril y las oficinas de Gran Vía, habrían sido vendidas antes del año 2007.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·