Jueves 19/10/2017. Actualizado 18:50h

·Publicidad·

España

Don Juan Carlos se encuentra en el Palacio de La Zarzuela "en buen estado" tras ser intervenido del tendón de Aquiles: deberá guardar reposo absoluto durante 2 ó 3 semanas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El rey se encuentra ya en el Palacio de La Zarzuela "en buen estado" de salud después de ser operado "con éxito" esta madrugada de una rotura del tendón de aquiles de su pie izquierdo en el Hospital San José de Madrid. Tendrá que estar dos o tres semanas de reposo absoluto y tres o cuatro meses con rehabilitación.

El monarca ha salido del centro hospitalario a las 7:30 en un monovolumen con los cristales tintados y con ropa deportiva. Seguirá su recuperación en La Zarcuela, ya que este tipo de intervención no precisa ni anestesia total ni hospitalización, aunque sí dos o tras semanas de reposo absoluto y tres o cuatro meses de rehabilitación, según fuentes hospitalarias.

La intervención se ha realizado bajo anestesia epidural y ha consistido en la reparación de dicho tendón mediante cirugía abierta de reconstrucción y refuerzo con auto-injerto y plasma rico en factores de crecimiento.

Ingreso hospitalario

Fuentes de la clínica madrileña han confirmado que don Juan Carlos ingresó a las 21:15 de la noche del domingo, aunque Zarzuela no emitió ningún comunicado hasta varias horas después. El monarca llegó en un coche con los cristales tintados para sortear en la medida de lo posible los medios de comunicación que montaban guardia frente a la puerta de la clínica.

La operación se realizará nada más acabar las pruebas preoperatorias. Durará apenas unas horas, con anestesia local, por lo que está previsto que el monarca abandone la clínica de madrugada o a primeras horas de la mañana.

Se trata del mismo centro sanitario donde hace justo tres meses se le realizó la operación de la rodilla derecha. Le atenderá también el mismo equipo médico encabezado por el jefe de traumatología, el doctor Ángel Villamor.

Expertos traumatólogos aseguran que la operación no conlleva ningún riesgo pero la recuperación será larga y dolorosa. El primer paso será la inmovilización del pié, por lo que advierten de que el rey necesitará, al menos, un mes de rehabilitación que le obligará a suspender por completo su agenda oficial.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·