Martes 24/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

Las Infantas Leonor y Sofía fueron las verdaderas protagonistas en la visita al museo del vidrio de Gordiola: recibieron varias figuras de animales de regalo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las Infantas Leonor y Sofía protagonizaron la visita al museo de vidrio Gordiola con sus juegos. Un artesano de la fábrica regaló unas recreaciones de animales de vidrio elaboradas delante de ellas.

La Reina Sofía mostró a la Princesa Letizia y las Infantas las instalaciones de la fábrica de Gordiola en Algaida, como viene haciendo con otros invitados y miembros de la familia real desde que ésta fundase el Museo de Vidrio hace ahora treinta años.

La visita comenzó en la sala de hornos, donde las Infantas aprendieron la técnica del soplado de vidrio a manos de tres maestros vidrieros. Uno de ellos elaboró representaciones en cristal de un perro, un gato y un caballo ante la mirada atenta y divertida de las Infantas, para a continuación regalárselas.

Monarquía Confidencial ha podido saber que Doña Letizia compró por petición de las Infantas, pisapapeles y unos collares de vidrio con piezas en forma de gota entre otros regalos para la familia. En la tienda, Leonor y Sofía contemplaron y tocaron todos los objetos como las bolas de cristal, que despertó el interés de las niñas.

Doña Sofía sirvió de guía de Doña Letizia y sus nietas por las salas del museo, mostrando las piezas de cristal de soplado mallorquín del siglo XIX recogidas en el. En la sala familiar que acoge los retratos generacionales de todos los miembros Gordiola, un club infantil de gimnasia deleitó a las Infantas con una exhibición de ejercicios.

Vestidas de estilo ibicenco y de la mano de su madre y la Reina, las Infantas jugaron y hablaron entre ellas durante toda la visita. Doña Sofía hablaba continuamente con ellas, mientras que la Doña Letizia se mantenía siempre cerca.

Ya en la salida del museo y ante las cámaras, las Infantas dirigieron gestos de saludo con la espontaneidad y tranquilidad de la que han dado muestra en sus escasas apariciones en público.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·