Domingo 27/05/2018. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

La reina Letizia no asistió al partido

Homenaje de Felipe VI a Iniesta en una final de Copa con una pitada menor

El rey se entretuvo con el capitán del FC Barcelona al entregarle el trofeo de campeón. Los silbidos de los aficionados independentistas fueron amortiguados en parte por la hinchada del Sevilla

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Felipe VI volvió a enfrentarse a una pitada multitudinaria al himno de España cuando apareció en el palco para presidir la final de la Copa del Rey. Sin embargo, en esta ocasión la presencia de aficionados del Sevilla mitigó la potencia de los silbidos del sector independentista de la hinchada del FC Barcelona.

Felipe VI entrega la Copa del Rey 2018 a Andrés Iniesta. Felipe VI entrega la Copa del Rey 2018 a Andrés Iniesta. MC

Desde que comenzaran en 2009 las campañas para pitar el himno en la final de Copa, los reyes Juan Carlos y Felipe se han enfrentado a varios de estos momentos de protesta y ofensa contra uno de los símbolos nacionales.

Este sábado en el Estadio Wanda Metropolitano la aparición de Felipe VI en el palco y las notas de la Marcha Real volvieron a provocar que miles de aficionados de las gradas ocupadas por hinchas culés pitaran, silbaran y abuchearan el himno.

Don Felipe, como es habitual, se mantuvo serio y muy erguido escuchando el himno. A diferencia de las finales del Barça contra el Athletic de Bilbao (2009, 2012 y 2015) y contra el Alavés (2017), cuando aficionados independentistas vascos también secundaron de forma importante la pitada, en este caso gran parte de la afición del Sevilla compensó los silbidos coreando el himno de España.

Los silbidos empezaron minutos antes de la llegada del rey, mientras en la zona sevillista cantaban el himno de su centenario.

Al acabar la Marcha Real, Felipe VI sonrió y saludó a los lados y a los aficionados que se encontraban justo debajo del palco: la gran mayoría, sevillistas que en muchos casos exhibían banderas de España.

Felipe VI saluda a los asistentes a la final de la Copa del Rey. Felipe VI saluda a los asistentes a la final de la Copa del Rey. MonarquiaConfidencial


El gesto al entregar la Copa

Esta final de Copa dejó un detalle muy significativo por parte del rey. Felipe VI entregó el trofeo de campeón al capitán del FC Barcelona, Andrés Iniesta, justo cuando gran parte de la afición culé coreaba su nombre como homenaje, debido a que se marchará del club al final de esta temporada.

El rey no se limitó a darle la copa: se inclinó hacia el futbolista y le habló al oído durante unos instantes, en lo que presumiblemente serían palabras de felicitación y reconocimiento. Don Felipe le había dado la mano de forma coloquial, y le despidió con varios golpes en la espalda, sonriendo. Hay que recordar que, por ejemplo, el ahora rey y entonces príncipe presenció en Sudáfrica, en julio de 2010, el gol con el que Iniesta hizo a España campeona del mundo por primera vez.


Ausencias institucionales en el palco

El rey acudió a la final de Copa de este 2018 en solitario. En esta ocasión no le acompañó la reina Letizia: la consorte sólo ha acudido a este compromiso de la Corona en una ocasión, en 2016 en el Estadio Vicente Calderón, cuando también se enfrentaron Barça y Sevilla (y también hubo pitada).

Además, la presencia de autoridades fue mucho más reducida en esta final. No sólo no había presidente de la Generalitat de Cataluña -cesado Puigdemont, y a la espera de que el Parlament elija a otro jefe del Govern-, sino que tampoco acudieron la alcaldesa de Madrid Manuela Carmena ni la presidenta de la Comunidad de Madrid Cristina Cifuentes como “anfitrionas”, ni los alcaldes de Barcelona, Ada Colau, y Sevilla, Juan Espadas.

Sí acompañaron al rey en el palco la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, a la que don Felipe saludó antes del partido con cierta cercanía, dándole dos besos. También estuvieron tres ministros, el titular de Deportes Íñigo Méndez de Vigo, el de Interior Juan Ignacio Zoido, y la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal.

Corbata con los colores del Sevilla FC

La asistencia del jefe del Estado a la final de la Copa del Rey se ha convertido en los últimos años en uno de sus compromisos más incómodos. En 2016 y 2017, también ante finales en las que participó el Barça, don Felipe lució corbatas verdes.

El color verde en la indumentaria del rey suele ser interpretado como una forma de autorreivindicarse por parte del jefe del Estado: desde el franquismo, en que lo utilizaban los partidatios de don Juan de Borbón, el verde es el color monárquico por excelencia por el acrónimo “Viva El Rey De España”.

En esta ocasión Felipe VI evitó la corbata verde, y de hecho llamó la atención que eligiera una corbata a rayas rojas y blancas, ya que esos son los colores del Sevilla FC, lo que desató comentarios por lucir los colores de uno de los finalistas.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·