Miércoles 25/04/2018. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

En la base aérea de Gando

Felipe VI visita la escuadrilla del helicóptero que se hundió en Gran Canaria en 2014

Tras el accidente, el padre de uno de los militares fallecidos criticó al entonces príncipe por no haber asistido al funeral ni haberles llamado para dar el pésame

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El monarca aterriza de nuevo en Canarias. Esta vez conocerá el 802 Escuadrón de Salvamento de la base, la flota que pertenecía al helicóptero que naufragó en 2014 y en el que murieron cuatro personas. Felipe VI nunca acudió al velatorio y fue criticado por los familiares de las víctimas.

SuperPuma del Escuadrón 802 de Gando. SuperPuma del Escuadrón 802 de Gando.

La última vez que el rey estuvo en el archipiélago canario fue en abril de este año. Ahora vuelve para conocer la base aérea de Gando en Gran Canaria. Según fuentes de la casa real, Felipe VI tendrá la oportunidad de ver por primera vez el 802 Escuadrón de salvamento, dotado por una parte de aviones y helicópteros de acuerdo con el tipo de misión y por otra del Centro Coordinador o Director de las Operaciones, que ejerce un papel primordial en el desarrollo de las operaciones.

El rey va a conocer por primera vez la escuadrilla del helicóptero que se hundió en marzo de 2014 y dejó cuatro muertos: el capitán Daniel Pena, la teniente Carmen Ortega, el sargento Carlos Caramanzana y el teniente Sebastián Ruiz Galván. Los familiares de las víctimas nunca le perdonaron al entonces príncipe Felipe, que no acudiese al funeral ni que les diese el pésame de forma escrita o telefónica.

Sebastián Ruiz Benítez, padre del teniente Sebastián Ruiz Galván, fallecido el 19 de marzo de 2014 en el accidente de un helicóptero del SAR, hizo pública una carta en la que expresaba su indignación por el hecho de que el Príncipe de Asturias hiciese llegar a la familia ni una llamada ni una muestra de condolencia tras la muerte de los cuatro militares que iban a bordo del Súper Puma de rescate.

Uno de los párrafos más duros de esta carta, es cuando el padre del fallecido establece un paralelismo entre la vida de su hijo y la del Príncipe: "los dos llegaron a ser piloto de helicóptero, su Alteza porque tuvo todos los medios a su alcance, mi hijo porque yo se los proporcioné con mi trabajo y él con su esfuerzo lo consiguió, de lo cual me siento muy orgulloso".

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·