Martes 21/11/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

Visita de Estado del presidente de Israel

Felipe VI, “emocionado” con la bendición de un rabino judío

El líder de la comunidad sefardí recitó en hebreo una fórmula dirigida a honrar a los monarcas, que el rey pidió que le tradujeran

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los reyes Felipe y Letizia recibieron en el Palacio Real de Madrid al presidente de Israel y a su esposa en una ceremonia que dio comienzo a la visita de Estado. En ese acto protocolario se vieron algunos detalles que muestran las relaciones institucionales, pero también religiosas, entre los dos países y especialmente con el rey.

Felipe VI saluda al gran rabino sefardita de Israel. Felipe VI saluda al gran rabino sefardita de Israel.

Con esta visita de Estado se puso en práctica por segunda vez en nuevo protocolo de recepción a mandatarios extranjeros, que desde la llegada del presidente de Argentina en febrero de este año se realiza en la plaza de la Armería del Palacio Real de Madrid, con más solemnidad y mayor vistosidad del desfile de la Guardia Real que anteriormente en El Pardo.

Al igual que en la anterior ocasión, los reyes Felipe y Letizia esperaron a sus invitados junto al coche que les trasladaba. Saludaron a Reuven Rivlin, presidente de Israel, y a su esposa Nechama Rivlin, y se pudo ver la simpatía del mandatario israelí por el rey, así como la atenta que estuvo doña Letizia con la primera dama, delicada de salud.

Tras escuchar los himnos nacionales de España e Israel y las salvas de honor disparadas por la artillería de la Guardia Real, Felipe VI y Rivlin pasaron revista a las tropas de la Guardia Real. Este momento fue algo más extenso que en la anterior ocasión, con Mauricio Macri, ya que hubo algunos cambios en el protocolo en cuanto al punto de encuentro entre los dos jefes de Estado.

Junto a la tribuna real se situaban distintas autoridades presentes en el acto, tanto por parte de España como de Israel. A Rivlin, por ejemplo, le presentaron a Jaime Alfonsín, jefe de la Casa del Rey, al secretario general Domingo Martínez Palomo, al jefe del Cuarto Militar Juan Ruiz Casas, al consejero diplomático Alfonso Sanz Portolés, al jefe de la Secretaría de la Reina José Manuel Zuleta...

La “bendición de los reyes” para Felipe VI

El primer invitado israelí que le presentaron a don Felipe fue Yitzak Yosek, el gran rabino sefardí de Israel. Con este líder religioso el rey de España tuvo un momento emotivo, según reveló el diario religioso Shabat Square.

Al recibir el saludo de Felipe VI, el gran rabino sefardí recitó una oración. Sorprendido por las palabras en hebrero, el rey se mostró interesado y pidió que le tradujeran lo dicho.

En ese momento, el presidente de Israel le explicó que se trataba de la “bendición de los reyes”, que pide a Dios la gloria para un rey “en carne y sangre”. De acuerdo con lo publicado en el citado medio israelí, Felipe VI se mostró “realmente emocionado” de que el rabino le hubiera bendecido con esa fórmula que se utilizaba antiguamente para los reyes de Israel.

Precisamente este 2017 se celebra el centenario de la real orden de Alfonso XIII por la que España facilitaba la llegada a España a los judíos sefardíes desperdigados por Europa y que descendían de los expulsados por los reyes Isabel y Fernando en 1492, y que estaban siendo de nuevo objeto de persecución. Hay que señalar que Felipe VI, en estos años de reinado, ha mostrado una gran sensibilidad hacia esa herida de la expulsión de los judíos de España abierta hace más de cinco siglos.

Los colores de la corbata del rey

Puede ser una coincidencia, pero un detalle del vestuario elegido por Felipe VI para recibir al presidente de Israel no pasó desapercibido este lunes. Se trata de la corbata, cuyos tonos azul y blanco eran muy semejantes a los de la bandera israelí.

La coincidencia no pasaría de ser una anécdota si no fuera porque no es la primera vez que el rey se coloca una corbata con los colores nacionales del país de origen del mandatario al que recibe. En febrero se puso una también azul y blanca, pero en un azul casi exactamente igual que el de la bandera de Argentina, cuando recibió al presidente Mauricio Macri. Y lo mismo hizo hace unos años en las visitas de los presidentes de Perú y Chile.

La reina Letizia, por su parte, destacó porque en toda la ceremonia de recepción solemne al presidente de Israel estuvo muy atenta de la primera dama, Nechama Rivlin. Además de saludarla con mucho cariño, le ofreció su brazo y con mucha confianza, andando a su paso, la ayudó a dirigirse a la tribuna de honores.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·