Jueves 23/11/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

Será un trimestre intenso para el monarca

Una de las tareas de Felipe VI después del verano: definir el papel de sus padres en la agenda oficial

La reina Sofía aún no ha participado en ningún compromiso institucional desde la proclamación. El rey Juan Carlos viajó a la toma de posesión de Santos en Colombia

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Felipe VI se enfrenta a una intensa agenda cargada de compromisos oficiales después del verano con motivo de su reciente proclamación. Por esta razón, el monarca y su familia, que han puesto fin hace escasos días a sus vacaciones estivales en Marivent, dispondrán este mes de la etapa de descanso privada más breve desde que los reyes contrajeron matrimonio.

Los reyes y Felipe VI, en la ceremonia de abdicación. Los reyes y Felipe VI, en la ceremonia de abdicación.

Una vez concluidas sus jornadas de descanso estivales, el rey retomará las labores de despacho en el Palacio de La Zarzuela para preparar sus próximos compromisos oficiales en España y en el extranjero.

No será la única tarea a la que el monarca tenga que hacer frente en los próximos meses. Además de otros asuntos como la gira europea de presentación al resto de monarquías o el viaje en septiembre a Nueva York, el rey tendrá que definir el papel que desempeñarán sus padres en un futuro en la agenda de actos oficiales de la institución.

No ‘desaparecerán’ de la agenda oficial

Como ya adelantó Monarquía Confidencial hace unos meses, don Juan Carlos y doña Sofía continuarán participando en las actividades oficiales de la familia real después de la proclamación de Felipe VI.

Sin embargo, este hecho todavía no se ha cumplido en el caso de la reina. Doña Sofía sí ha continuado acudiendo a encuentros similares a los que asistía previamente al cambio en la jefatura de Estado, pero siempre tratándose de actos ‘extraoficiales’, enmarcados  fuera de la agenda de la Casa del Rey -un ejemplo de este hecho es su colaboración con la Fundación Reina Sofía, con la que sigue estrechamente ligada tras la proclamación de Felipe VI-.

Don Juan Carlos ejerció de representante en la última toma de posesión sudamericana

Por el contrario, don Juan Carlos si ha participado durante estos meses en algunas actividades de la agenda de La Zarzuela, con motivo de su asistencia a la toma de posesión de Juan Manuel Santos, en Colombia.

Desde 1996 y hasta la abdicación del rey Juan Carlos, don Felipe había sido el encargado de asumir la máxima representación del Estado en las tomas de posesión celebradas en Sudamérica.

La incógnita que surge en este momento, y que deberá ser desvelada en los próximos meses, es si don Juan Carlos acudirá a las próximas ceremonias de investidura o el Gobierno designará a otro representante, como hizo en la toma de posesión de Juan Carlos Varela en Panamá, a la que asistió Mariano Rajoy.

Tanto en el caso de que el rey siga al frente de esta tarea, o sea otro candidato el que esté presente a partir de ahora en las tomas de posesión, será un factor clave para que Felipe VI esclarezca cuáles serán las funciones definitivas del monarca después del verano.

“Al servicio de Felipe VI”

En cualquier caso, don Juan Carlos y doña Sofía han mostrado su predisposición, siempre que los medios de comunicación les han preguntado, de continuar participando activamente en los actos de la institución cuando sea necesario.

Varios portavoces de La Zarzuela han asegurado a este confidencial que los reyes estarán “al servicio de Felipe VI” ya que, según afirman estas mismas fuentes, el monarca requerirá la ayuda de ambos durante su etapa de reinado.  


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·