Sábado 21/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

Desfile militar en Guadalajara

Felipe VI celebra el Día de las Fuerzas Armadas con un recuerdo de su filiación como soldado

Lució en su uniforme de capitán general del Ejército de Tierra una insignia por el 40º aniversario de su ingreso honorífico en el Regimiento Inmemorial del Rey con sólo nueve años

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Felipe VI ha presidido el acto central del Día de las Fuerzas Armadas, que por primera vez en los últimos cinco años no se ha celebrado en Madrid, sino que se ha trasladado a otra ciudad de España. Guadalajara ha acogido este acto, que ha recuperado el brillo anterior a la crisis y en el que el rey ha tenido un gesto de recuerdo del inicio de su relación con el estamento militar.

Los reyes Felipe y Letizia, en el desfile del Día de las Fuerzas Armadas en Guadalajara. Los reyes Felipe y Letizia, en el desfile del Día de las Fuerzas Armadas en Guadalajara.

Los recortes presupuestarios de los últimos años habían obligado a reducir el acto central por el Día de las Fuerzas Armadas apenas al homenaje a la bandera de España y a los caídos, sin desfile, y a dejar este evento en Madrid, mientras que antes solía ir “viajando” por distintas ciudades del país.

Este sábado 27 de mayo las Fuerzas Armadas han celebrado su día en Guadalajara. Y hasta allí se han desplazado los reyes Felipe y Letizia, que hasta ahora nunca habían estado en esta ciudad de Castilla-La Mancha como reyes en acto oficial.

Tanto en la Fiesta Nacional del 12 de octubre como en el Día de las Fuerzas Armadas el jefe del Estado tiene como costumbre rotar su uniforme entre el Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire.

Como rey, don Felipe vistió uniforme de capitán general del Ejército de Tierra en 2015 y del Ejército del Aire en 2016. Este 2017 le habría tocado, por tanto, lucir el uniforme de la Armada. Sin embargo, hizo una excepción con motivo de un aniversario muy personal del monarca.

40 años de la filiación del rey como soldado de honor

Y es que este domingo 28 de mayo se cumplen 40 años del acto de filiación del entonces príncipe Felipe como soldado de honor del Regimiento Inmemorial del Rey. Tenía tan sólo nueve años cuando el heredero de la Corona acudió al Cuartel Infante Don Juan, en Madrid, le cortaron el pelo al estilo militar y le vistieron con uniforme.

Este acto supuso el inicio simbólico de la relación del príncipe de Asturias con las Fuerzas Armadas, en las que ya once años después se integró al pasar por las tres academias militares de oficiales de Tierra, Aire y Armada.

Para conmemorar este aniversario redondo de esa fecha tan especial, don Felipe ha lucido sobre un bolsillo de su uniforme, en el pecho, una medalla conmemorativa: una insignia con un castillo, representativo del Regimiento Inmemorial del Rey.

Hay que señalar que la princesa Leonor tiene ya once años pero por el momento no ha sido filiada como soldado de honor en este regimiento, por lo que aún tiene pendiente esa ceremonia simbólica de integración en las Fuerzas Armadas, de las que algún día será capitana general.

Gritos de “¡vivan los reyes!” en Guadalajara

Los reyes han llegado a la tribuna real colocada en Guadalajara acompañados por la sección motorizada, la hipomóvil, coraceros y lanceros de la Guardia Real. El automóvil que trasladaba a Felipe VI y doña Letizia iba con las ventanas bajadas, pero los reyes saludaban con la mano a los ciudadanos que se congregaban en el recorrido, que con banderas de España aclamaban a los monarcas con gritos de “¡Viva el rey!”, ¡Vivan los reyes!”.

Como ocurre desde hace un año, nada más llegar al lugar del desfile el jefe del Cuarto Militar de la Casa del Rey, Juan Ruiz Casas, le ha entregado a don Felipe la bengala de mando que los mandos de las Fuerzas Armadas le regalaron en la Pascua Militar de 2016. Desde entonces, el jefe del Estado empuña esta bengala en actos militares especialmente solemnes.

Mientras que Felipe VI ha visto el desfile de las distintas unidades a pie y vehículos de las Fuerzas Armadas de pie en la tribuna real, doña Letizia ha optado por sentarse en su silla. Sí se ha levantado al paso de la bandera de España, y también cuando se han rendido honores a la enseña nacional y a los caídos por España.

Tanto el rey como por ejemplo la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, han cantado de forma visible el himno “La muerte no es el final”.

El rey contempla el nuevo avión A400-M

Pese a estar centrado en el desfile, el rey se ha mostrado muy atento con su esposa, ya tanto para subir como para bajar los escalones de la tribuna se ha agarrado a su brazo. Doña Letizia llevaba unos tacones altos, junto a un vestido de manga corta con estampado blanco y negro, bolso negro, pendientes y un recogido con moño y trenzas.

Entre el paso de las unidades habituales y más características -la Legión, los Regulares, la Guardia Civil, la Brigada Paracaidista- de las Fuerzas Armadas, el rey ha podido contemplar el vuelo del A400-M, el nuevo avión de transporte y carga del Ejército del Aire.

Al terminar el desfile, los reyes han saludado a los familiares de los militares caídos en acto de servicio: doña Letizia, muy cariñosa, con dos besos, y el rey, más formal, cuadrándose a la manera militar. Después se ha visto a Felipe VI comentar con la ministra de Defensa, con el presidente de la Junta de Castilla-La Mancha Emiliano García-Page y con otros asistentes esa novedad en su uniforme: la insignia conmemorativa de sus 40 años como soldado de honor del Regimiento Inmemorial del Rey.

Tras el desfile, los reyes han acudido a un colegio de Guadalajara donde por el Día de las Fuerzas Armadas se sirvió un vino español a varios centenares de autoridades e invitados.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·