Miércoles 22/11/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

ERC quiere que el Rey cobre lo mismo que Zapatero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El diputado de ERC, Joan Tardá ha defendido hoy una enmienda a los Presupuestos Generales del Estado en la que solicita la equiparación de la asignación que recibe el Rey Juan Carlos a la que percibe el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de 91.982 euros divididos en doce mensualidades.

Durante la Comisión de Presupuestos del Congreso, Tardá ha dado la "bienvenida" a la petición de la Casa Real de congelar el presupuesto destinado a esta partida en 2010, "a pesar de que lleve un año de retraso", dado que los republicanos catalanes así lo pidieron en el debate de Presupuestos para 2009. No obstante, ERC quiere ir más allá y ha solicitado la equiparación de la asignación que recibe el Rey Don Juan Carlos a la que percibe el presidente del Gobierno, de 91.982 euros, mientras no se resuelva la demanda presentada por esta fuerza política ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos para que la partida presupuestaria de la Casa del Rey pueda debatirse en el Parlamento.

Tardá ha remarcado que en la actualidad el Parlamento aprueba el presupuesto de la Casa del Rey, pero "no tiene capacidad de controlar el gasto". Según la Constitución, la Casa del Rey recibe de los Presupuestos "una cantidad global para el sostenimiento de su familia y de su casa, y distribuye libremente la misma".

En la misma Comisión, el diputado de ICV, Joan Herrera, también ha defendido una enmienda para que aumente la transparencia sobre la partida que recibe la Casa del Rey. Se trata de pedir que el Gobierno, en el primer trimestre del año 2010, lleve a cabo las regulaciones legales oportunas para que los miembros de la Casa Real se asimilen a los altos cargos de la Administración General del Estado y del Gobierno en cuanto al cumplimiento de las obligaciones previstas en relación con los registros de actividades y de bienes y derechos patrimoniales. Así, su pretensión es extender la obligación de declaración y registro de actividades y de bienes y derechos patrimoniales a todas las personas que pertenezcan a la Casa Real.

Sin embargo, ninguna de las dos enmiendas salió adelante en la votación que tuvo lugar a última hora de la tarde de ayer y fueron rechazadas por los grupos mayoritarios de PSOE y PP.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·