Domingo 22/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

El bloqueo político condiciona las vacaciones del monarca

Confidencias de Felipe VI: “España sin Gobierno y yo regateando. No, gracias”

Se excusó ante la tripulación del Aifos por reducir su presencia en la Copa del Rey de Vela. Había planeado salir a navegar tres días, aunque tuvo que restringirlo a la última jornada

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Del 30 de julio al 6 de agosto se ha disputado en aguas de Palma de Mallorca la Copa del Rey de Vela, una de las principales regatas de cruceros del Mediterráneo, cita obligada de las competiciones de vela. Dado el nombre del trofeo, hasta ahora siempre había estado presente Juan Carlos I, y lo mismo venía haciendo el actual monarca.

Felipe VI, a bordo del Aifos. Felipe VI, a bordo del Aifos.

Pero la Copa del Rey de este año se ha desarrollado en fechas bastante complicadas para Felipe VI, al coincidir con un momento político difícil en España, con el país todavía sin Gobierno y en plenas negociaciones para formar el nuevo Ejecutivo.

No obstante, el rey no quiso dejar de acudir el pasado sábado al Real Club Náutico de Palma para embarcar en el velero Aifos de la Armada, por primera vez este verano, y competir así en la última jornada de la 35ª Copa del Rey Mapfre de Vela, en aguas de la bahía de la capital mallorquina.

Aprovechó su presencia para “conversar de manera distendida” con navegantes y familiares de regatistas en la cafetería antes de acercarse al pantalán donde permanecía atracado el Aifos. También tuvo tiempo para charlar con la decena de tripulantes de esta embarcación, encabezados por el almirante Jaime Rodríguez Toubes, en la cubierta del velero.

Había planeado salir a navegar tres días

Según explican a Monarquía Confidencial fuentes conocedoras de las conversaciones que mantuvo el rey, Felipe VI les explicó las razones de su escasa participación este año en la competición: “Estoy teniendo una agenda muy complicada”, les confesó.

Al parecer, la intención del monarca era navegar, al menos, los tres últimos días de regatas. Pero su viaje a Madrid para despachar el pasado miércoles con Rajoy en Zarzuela, del que regresó a Palma al día siguiente, y el fuerte viento del viernes, le obligaron a reducir su presencia en el torneo a la última jornada que se disputó el sábado.

Por lo menos, me he podido quitar el mono”, les comentó ese día entre risas a los miembros de la tripulación con los que departió.

Además, no perdió de vista otra circunstancia, una vez que sus compañeros lamentaron que no hubiera podido salir a navegar más días con ellos: “España sin Gobierno y yo regateando. No, gracias”, defendió.

Zarzuela no ha querido correr ningún riesgo

El bloqueo político ha coincidido justamente con la celebración de las regatas en la bahía de Palma. Una presencia del rey en ese evento, cuando todavía el país no ha resuelto el problema político, hubiera sido difícil de explicar a efectos de opinión pública.

Algo que en Zarzuela se tenía muy en cuenta desde semanas antes. Algunos políticos llegaron a plantear una “solución”, que fue incluso admitida por los partidos: que, tras las consultas, el rey diera tiempo a Mariano Rajoy para conseguir apoyos a su investidura, como finalmente ha ocurrido, y que el monarca aprovechase la apertura de ese periodo de reflexión para cumplir con sus compromisos veraniegos en Palma.

Sin embargo, se consideró una hipótesis arriesgada, porque volvería a manejarse un argumento peligroso: el país sin Gobierno y el rey regateando.

La Familia Real sí se ha trasladado a Palma a principios de agosto, con la reina Letizia y sus hijas, pero Felipe VI está manteniendo el despacho a caballo entre Marivent y Zarzuela y asistió, como máximo, a la última jornada de regatas y a la entrega de trofeos.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·