Sábado 21/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

La Casa Real vuelve a excluir a la prensa del cóctel que los Reyes ofrecen al cuerpo diplomático

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Por segundo año se ha prohibido la presencia de la prensa en el cóctel que los Reyes ofrecen cada año -el de éste se celebrará pasado mañana al mediodía- en el Palacio Real al cuerpo diplomático acreditado en España, con el objetivo de evitar los "corrillos" o charlas que mantienen los periodistas con las autoridades asistentes al acto. Los medios de comunicación sí podrán estar presentes al inicio de la recepción, pero su cobertura informativa concluirá tras los discursos del Rey y del nuncio apostólico Manuel Monteiro de Castro.

 

 FOTOGRAFÍA: Alberto Aza, de la Casa de Su Majestad el Rey.

Y no cedieron. Poco ha importado que la Federación de Asociaciones de Periodistas de España enviara el pasado miércoles una carta al jefe de la Casa de Su Majestad el Rey, Alberto Aza, en la que se mostraba contraria a la prohibición del acceso a los medios acreditados a las recepciones oficiales de la Casa Real. Tampoco ha influido que el Sindicato de Periodistas de Madrid haya destacado que "los medios de comunicación tienen la obligación de informar a los ciudadanos de lo que sucede en esos actos públicos", salvo en aquellos que pertenecen al ámbito de la "estricta intimidad personal y familiar" de don Juan Carlos.

Por segundo año, además, se prohibirá la presencia de la prensa en el cóctel que los Reyes ofrecen cada año -el de éste se celebrará pasado mañana al mediodía- en el Palacio Real al cuerpo diplomático acreditado en España, con el objetivo de evitar los "corrillos" o charlas que mantienen los periodistas con las autoridades asistentes al acto.

Los medios de comunicación sí podrán estar presentes al inicio de la recepción, pero su cobertura informativa concluirá tras los discursos del Rey y del nuncio apostólico Manuel Monteiro de Castro.

Todo esto se suma al hecho de que este año se haya excluido por primera vez a los periodistas del solemne acto de la Pascua Militar. Y lo que es más preocupante es que la Casa Real no ha dado ningún tipo de explicación aunque, de puertas para adentro, mantiene que dichas recepciones son de carácter privado y, en consecuencia, están reservadas a las personas que el Monarca considere oportuno invitar.

Tales medidas le han valido al señor Aza numerosas críticas por parte de varios portales y medios impresos, entre ellos, "El Mundo" que dirige Pedro J. Ramírez.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·