Martes 21/11/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

Don Juan Carlos y el Papa han estado 20 minutos a solas en su despacho de la Zarzuela. Las infantas Leonor y Sofía han regalado a Benedicto XVI unos dibujos: los duques de Palma y sus hijos, los ausentes

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Don Juan Carlos y el Papa han mantenido un encuentro privado, de alrededor de 20 minutos, en el Palacio de la Zarzuela. Justo antes ha sido recibido por el resto de los miembros de la Familia Real en las escalinatas de la residencia oficial de los reyes. Las infantas Leonor y Sofía han obsequiado a Benedicto XVI con unos dibujos realizados por ellas mismas.

Los reyes, los príncipes de Asturias con sus hijas, las infantas Leonor y Sofía, y la doña Elena, con los suyos, Felipe y Victoria, han recibido esta mañana al Papa en el Palacio de La Zarzuela, quien les ha hecho una visita de cortesía de camino al Monasterio de San Lorenzo de El Escorial.

Los miembros de la Familia Real esperaron unos minutos a las puertas de La Zarzuela a que llegara Benedicto XVI en coche.

Don Juan Carlos fue el primero en acercarse a saludarle y le besó el anillo, seguido de la reina. Después, se acercaron los príncipes y la infanta Elena con sus respectivos hijos. Los duques de Palma y sus pequeños han sido los grandes ausentes. Todos han posado para los numerosos fotógrafos que se han dado cita.

Según han explicado a Monarquía Confidencial fuentes de la Casa del Rey, tras los saludos, han pasado al interior de la residencia privada de los monarcas, donde Benedicto XVI ha mantenido un encuentro a solas con don Juan Carlos de unos veinte minutos de duración en su despacho. El Papa ha agradecido al rey la acogida que le ha brindado España, los jóvenes y las autoridades.

Tanto el Santo Padre como don Juan Carlos han comentado los problemas de la juventud y han coincidido en la necesidad de transmitir mensajes de esperanza a unos jóvenes sin estímulos.

Como recuerdo de la visita, el rey ha entregado a Benedicto XVI un facsímil comentado de la primera edición de las Cantigas de Alfonso X El Sabio, del siglo XIII. En un ámbito más privado, los monarcas también le han hecho entrega de una imagen de la Virgen de la Almudena, patrona de Madrid, con el niño en brazos.

El Papa ha obsequiado a los monarcas con un mosaico que reproduce la Plaza de España de Roma de 50 por 60 centímetros, realizado en estuco con la misma técnica que están realizados los mosaicos de la Basílica de San Pedro.

Vea a continuación fotos de Monarquía Confidencial:

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·