Lunes 23/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

Otro gesto contra la Corona antes de no jurar fidelidad al rey

Carles Puigdemont impulsó ‘quitar’ a Leonor el título de Princesa de Girona

El nuevo presidente de la Generalitat de Cataluña convocó a los concejales para votar si la hija de don Felipe debía heredar este tratamiento tras la abdicación de Juan Carlos I

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Carles Puigdemont juró su nuevo cargo de presidente de la Generalitat de Cataluña con una fórmula en la que no mencionó la fidelidad al rey. Este no es su primer desplante a la monarquía, ya que hace un año y medio promovió otro gesto de rechazo, en este caso contra Leonor.  

Premios de la Fundación Princesa de Girona. Premios de la Fundación Princesa de Girona.

En 1981 el Ayuntamiento de Gerona aprobó investir a Felipe VI como Príncipe de la ciudad. Este título es uno de los que tradicionalmente ostentan los herederos de la Corona de España. Es el tratamiento que tenían los sucesores del rey en la Corona de Aragón, igual que en Castilla estaba el príncipe de Asturias y en el Reino de Navarra el príncipe de Viana.

Desde que Juan Carlos I abdicó en favor de Felipe VI, Leonor ostenta todos los títulos tradicionales del príncipe heredero: es princesa de Asturias, de Gerona, de Viana, y en Cataluña también duquesa de Montblanc, condesa de Cervera y señora de Balaguer.

Años después de esa muestra de respaldo de don Felipe, la decisión que en su día fue tomada en el pleno, quedó en entredicho por la mayoría de los propios grupos parlamentarios.

El ahora presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont aprovechó el mismo día de la abdicación de Don Juan Carlos para convocar una junta extraordinaria en el ayuntamiento en la que se debatió en torno al título.

Después de la reunión que tuvo lugar el 2 de junio de 2014, el por entonces alcalde de Gerona manifestó que no había una “voluntad mayoritaria” de ratificar la moción aprobada 33 años antes. Puigdemont consideró que el Consistorio había cambiado su posicionamiento.

Además de lo anterior aclaró que en el caso de que la Casa Real pidiese que la Infanta Leonor ostentara el título de Princesa de Girona, el ayuntamiento no lo apoyaría.

Días más tarde, Carles Puigdemont afirmó que era consciente de que desde la institución carecían de competencias para arrebatar el título a Leonor. Sin embargo explicó que de realizarse una votación sería un “acto simbólico” y quedaría latente el rechazo generalizado.

El alcalde de Gerona no fue la única autoridad en Cataluña que se opuso. Los representantes de otros consistorios como el de Cervera, Balaguer y Montblanc también rechazaron la vinculación de la Casa Real con su ciudad.

El título no representaba a la ciudad

Finalmente, el 17 de junio de ese mismo año, el plenario del Ayuntamiento de Gerona aprobó una moción en la que se manifestaba que el título no representaba a la ciudad. Todos los grupos votaron a favor de esta iniciativa excepto PSC y PP.

La agrupación azul voto en contra y destacó a través de su portavoz Concepció Veray que a ella, al contrario que al resto, le seguía representando el título de Príncipe de Girona. Por el contrario, el Partido Socialista Catalán prefirió abstenerse.

A pesar de este desencuentro a la hora de representar o no a una ciudad, Puigdemont aclaró que aunque no se “respire el título”, la labor de la Fundación Príncipe de Girona sí se valoraba positivamente.

Dicha organización se creó en el año 2009 y desde entonces, el que fue su alcalde acudía a todos los actos que se celebran representando a la ciudad. Tanto es así que siempre ha mostrado su apoyo institucional al Foro Impulsa, promovida por la fundación. A través de este acto, acuden a Gerona personalidades del mundo empresarial.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·