Domingo 17/12/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

En su demanda de paternidad presentada por Sartiau

Así es la prueba de ADN a la que deberá someterse Juan Carlos I

Tiene una fiabilidad absoluta, se realiza con sangre o saliva y cuesta entre 350 y 450 euros

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El rey emérito ha recurrido la demanda de paternidad presentada por Ingrid Sartiau y admitida a trámite hace un mes por el Tribunal Supremo. Entre las peticiones de la demandante, la ciudadana belga exige que don Juan Carlos se someta a una prueba de ADN. 

El rey Juan Carlos. El rey Juan Carlos.

Juan Carlos I no está obligado a realizarse esta prueba, pero la negativa, aunque no dé por confirmado automáticamente que es el padre de Ingrid, puede implicar una presunta “asunción de paternidad”.

Monarquía Confidencial se ha puesto en contacto con expertos en la materia para conocer cómo es esta prueba de ADN por la que, casi con toda probabilidad, tendrá que pasar el rey emérito para demostrar si es o no el padre de Ingrid Sartiau.

“Fiabilidad absoluta”

Mercedes Alemán, directora del Centro de Fertilidad y Genética Cefegen, explica a este confidencial que esta prueba tiene una “fiabilidad absoluta”. Cuando se realiza un test de paternidad entre un presunto padre y un hijo, asegura, el resultado será siempre idéntico y no existirá ninguna variable en el test que pueda modificar el resultado.

En España, los valores de probabilidad de paternidad superiores a 99,73% son considerados por la jurisprudencia como paternidad prácticamente probada.

Prueba de sangre o saliva

Para esta prueba, explica la experta, se recurre generalmente a la toma de muestras de sangre o saliva, ambos procedimientos “muy sencillos”. En el primer caso, el proceso es el siguiente: se emplean bastoncillos de algodón para frotar la cara interna de la mejilla y recoger células del epitelio bucal o saliva.

En Cefegen realizan con regularidad la prueba de saliva en los recién nacidos, ya que se trata de un procedimiento, además de sencillo, indoloro.

Existen otros métodos igualmente válidos para determinar una paternidad. Por ejemplo, a través del cabello o las uñas.   

En cualquier de los casos, la edad es un factor indiferente para la toma de esta muestra. Incluso, asegura Mercedes, es posible demostrar una paternidad antes de que nazca el bebé.  

Validez legal

Para que admita una prueba de paternidad judicial en un tribunal de justicia, como ocurre en el caso de Juan Carlos I e Ingrid Sartiau, es imprescindible que un perito se encargue de recoger las muestras.

La paternidad civil conlleva para el padre la adquisición de todos los derechos y obligaciones inherentes, así como otras consecuencias futuras, como el derecho del hijo a la herencia.

En este caso, la demandante ha asegurado públicamente que no quiere dinero, únicamente que se le reconozca como hija del rey emérito.

Entre 350 y 450 euros

Mercedes Alemán también explica a MC la cantidad económica media que cuesta una prueba de ADN para demostrar una paternidad.

El coste oscila en torno a “350 y 450 euros”, asegura. No existe un baremo establecido por lo que, dependiendo de cada centro, la cantidad varía.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·