Sábado 21/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

El confidente de la corte

El sueño de Urdangarín y la ocurrencia de su hija Irene

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los duques de Palma viajaron a Madrid junto a sus cuatro hijos para asistir al cumpleaños de la princesa Letizia en Zarzuela. Durante el trayecto de vuelta a Barcelona, la infanta Cristina y su esposo se quedaron dormidos, momento que aprovecharon dos de sus hijos para hacer trastadas.

Tras conseguir escabullirse de los escoltas que los vigilaban, dos de los hijos del matrimonio, Pablo Nicolás, de 12 años, e Irene, de 7, se acercaron a los asientos de sus padres. El mayor de los niños decidió despertar a su padre para fastidiarle y le sopló en la oreja y le zarandeó el brazo.

La pequeña, sin embargo, al ver que las acciones de su hermano no tenían ningún efecto en Iñaki Urdangarín, procedió a intentarlo a su manera. En un acto de ternura, Irene se puso de puntillas y le dio un beso en la mejilla a su padre para que este despertara de forma agradable.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·