Sábado 21/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

El confidente de la corte

El cojín que acompaña al rey Juan Carlos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las operaciones de cadera y rodilla a las que se ha tenido que someter en los últimos años Juan Carlos I le dificultan aún algunos movimientos, por lo que en los actos oficiales cuenta con ayuda.

Uno de los movimientos que le resultan más difíciles es levantarse un asiento si no está bien elevado. Así se pudo ver, por ejemplo, hace unos días en la presentación del libro de Simeón de Bulgaria. El rey emérito se sentó en un sillón antiguo que era algo más alto que los de la reina Sofía y de Margarita Gómez-Acebo. Pero, además, justo antes de sentarse se acercaron discretamente por detrás unos asistentes y colocaron en el sillón un grueso cojín negro con asas en el que se pudo sentar don Juan Carlos de forma más cómoda, sin hundirse tanto. De esta forma pudo levantarse con más facilidad cuando se levantó a agradecer los aplausos que recibió cuando Simeón de Bulgaria le dedicó sus elogios más emocionados por toda la ayuda recibida por el rey emérito de España durante sus años en el exilio. Ambos se fundieron en un abrazo muy emotivo en ese momento.

El rey Juan Carlos pronuncia unas palabras en la presentación del libro de Simeón de Bulgaria. El rey Juan Carlos pronuncia unas palabras en la presentación del libro de Simeón de Bulgaria.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·