Domingo 27/05/2018. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Dinamarca

Con el apoyo de amigos y familiares

Margarita de Dinamarca celebra su primer cumpleaños tras la muerte del príncipe Enrique

Cumple 78 años y es el primero que no pasa junto a su marido. La reina recibió vitoreos del público y luego lo celebró en privado junto a los más cercanos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Desde que murió el príncipe Enrique el pasado 26 de febrero, la reina Margarita se ha visto muy apoyada por su familia. Sin embargo, el pasado 16 de abril que cumplió 78 años, la reina echó de menos a su esposo, sobre todo por ser el primer cumpleaños que pasa sin él. Tuvo un acto público y luego disfrutó de su día junto a amigos y familiares.

Margarita de Dinamarca y su esposo el príncipe Henrik, en una imagen de archivo. Margarita de Dinamarca y su esposo el príncipe Henrik, en una imagen de archivo.

Hace poco más de dos meses que el príncipe Enrique de Dinamarca falleció por un cáncer de pulmón, dejando a su esposa, la reina Margarita, viuda. La pareja real estuvo casada cincuenta años. Se conocieron en la primavera de 1965 en una cena en Londres.

Durante su matrimonio tuvieron dos hijos y ahora tienen ocho nietos. Margarita y Enrique pasaron por épocas turbulentas en su relación, sobre todo porque el príncipe Enrique sintió que debería haber recibido el título de ‘rey consorte’ y no de ‘príncipe consorte’. Esto fue un problema para el príncipe Enrique, tanto que provocó que tomara la decisión de no ser enterrado junto a su esposa.

Tras su muerte, la reina Margarita ha estado apoyada por su familia, pero aún así todavía no asume que su marido ya no está. El 16 de abril cumplió 78 años y es el primer cumpleaños que no pasa junto a su marido. Ese día la reina apareció vestida de negro junto a su familia en el balcón del Palacio Christian IX de Copenhague. El público les vitoreó mientras ondeaban varias banderas danesas de un lado a otro.

La reina Margarita estuvo acompañada de sus hijos, la princesa María, el príncipe Joaquín y su esposa, la princesa María, junto con todos sus nietos, mientras saludaba a las multitudes. El príncipe heredero Frederik, que está en un viaje a Groenlandia, estuvo notablemente ausente. La plaza Amalienborg estaba llena de guardias reales de Dinamarca, que vestían sus uniformes rojos tradicionales.

Después de las celebraciones públicas, la Reina disfrutó el resto de su cumpleaños con amigos cercanos y familiares en el Palacio Fredensborg.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·