Martes 24/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Monarquía Confidencial

Las familias de los títulos concedidos por Franco a los que Caamaño deniega la sucesión no emprenderá acciones legales: esperarán a que cambie el ministro de Justicia

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las familias de las cuatro distinciones nobiliarias otorgadas por Franco a las que el ministerio de Justicia no ha autorizado la sucesión han tomado una decisión: no emprenderán acciones legales contra el ministro, Francisco Caamaño, sino que esperarán a que cambie el titular de la cartera.

Monarquía Confidencial ya contó lo que está ocurriendo: el ministerio de Justicia no está autorizando la sucesión de cuatro de los títulos nobiliarios concedidos durante el franquismo: marques de Queipo de Llano, Duque de Mola, conde de El Abra, y la grandeza al conde de Vallellano. Vea aquí la información completa.

Ahora, MC ha podido saber, de personas próximas al entorno de los afectados, que éstos han asumido la decisión firme de no emprender acciones legales contra el ministro Caamaño.

Lo que van a hacer es esperar a un cambio en el Gobierno, y por tanto de titular del ministerio, para a continuación plantear la reapertura del proceso de sucesión de los títulos. Únicamente queda pendiente la tramitación a La Zarzuela de la Real Carta, que se encuentra archivada en la sede del ministerio de Justicia, en el complejo de la calle de San Bernardo, desde hace más de uno año.

Esa nueva postura se ha acordado porque no quieren pleitear con Caamaño ni provocar un escándalo público que salte a los medios. Mantienen de esta manera la política de restricción comunicativa asumida por la nobleza española desde que el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero llegó al poder.

No obstante, ese bloqueo comunicativo acordado por la Diputación de la Grandeza, máximo organismo de la nobleza en España, no ha sido bien aceptado por todos sus integrantes.

Hace un mes, veinticinco miembros, encabezados por el Conde de Bilbao y el Duque de Infantado, decidieron abandonar la institución cansados de que no se plantase cara a la ley que otorga igualdad tanto al hombre como a la mujer en el orden sucesorio de los títulos, aprobada por el actual Gobierno en el año 2006.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·