Sábado 25/11/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Bélgica

La familia real belga verá reducida su dotación anual y deberá pagar impuestos como todos los ciudadanos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La familia real belga contará cada año con 600.000 euros menos de presupuesto y deberá pagar impuestos como el resto de sus conciudadanos. Esta ha sido la decisión del Gobierno de su país tras revisar la partida dotacional anual destinada a la representación y el mantenimiento de los palacios pertenecientes a la corona belga.

Una de las grandes afectadas por los recortes presupuestarios será la reina Fabiola, viuda del rey Balduino, quien verá disminuido su dotación a la mitad: de un millón a 500.000 euros. La disminución de su agenda de representación debido a sus problemas de salud y el descenso de su popularidad tras crear una fundación para evitar pagar impuestos con su herencia han podido ser la causa de este descenso, según informan algunos medios belgas.

Esta nueva medida del Gobierno implicará, además, que las partidas destinadas a los príncipes Felipe, el heredero, y sus dos hermanos, Astrid y Laurent, también se verán reducidas sustanciosamente.

El presupuesto anual actual destinado a la familia real asciende a casi 14 millones de euros, de los cuales, a partir de ahora, deberán pagar su parte proporcional de impuestos. Se les aplicará un tipo impositivo equivalente al que corresponde a cualquier belga, pero que afectará únicamente a un tercio de sus ingresos, no de su fortuna, por la que por ahora no tendrán que declarar.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·