Jueves 14/12/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Bélgica

Las claves de la coronación del príncipe Felipe de Brabante como rey de Bélgica

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En menos de dos semanas, el 21 de julio, día de la Fiesta Nacional de Bélgica, el rey Alberto cederá el trono a su hijo, el príncipe Felipe, quien jurará el cargo ese mismo día. El soberano belga abdicará alegando problemas de salud debidos a su longeva edad, 79 años.

Fuentes cercanas a la corte belga han explicado recientemente el mecanismo de abdicación y entronización del rey y su hijo, ceremonias sin regular en la Constitución actual del país.

Así se celebrará el 21 de julio de 2013 en Bélgica:

--En primer lugar, el Gobierno belga ha decidido que el rey Alberto firme en el Palacio Real un acta de abdicación en favor del príncipe Felipe. Durante este acto, del mismo modo que ocurrió en el reciente cambio de trono de Holanda, ejercerán de testigos de la cesión altos representantes gubernamentales. En esta ocasión serán la ministra de Justicia, los presidentes del Parlamento y del Senado, y el del Tribunal de Casación, los elegidos para atestiguar la firma.

--Más tarde, el ya nombrado rey Felipe deberá prestar juramento ante la Cámara y el Senado de Bélgica, en el recinto del Parlamento de Bruselas. Lo hará en las tres lenguas coexistentes en el país: primero en neerlandés, luego en francés y finalmente en alemán. Para ello pronunciará la fórmula que establece la Constitución belga:

"Juro observar la Constitución y las leyes del pueblo belga, mantener la independencia nacional y la integridad del territorio".

--Tras jurar, el duque de Brabante abandonará dicho título para convertirse en "Felipe I, Rey de los Belgas". No obstante, su padre no abandonará el tratamiento de rey, del mismo modo que no lo abandonó la reina Fabiola a la muerte de su esposo, ni el rey Leopoldo III. A continuación tomará la palabra el presidente del Parlamento belga quien será el encargado de manifestar la adhesión de los parlamentarios a la nueva cabeza de la Jefatura del Estado.

Está previsto que para cerrar la jornada festiva, se celebre un desfile militar, y posteriormente distintas celebraciones en las calles del país para que los ciudadanos también disfruten del cambio de rey.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·