Domingo 22/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Bélgica

Felipe de Brabante se convertirá hoy en rey de Bélgica durante una ceremonia austera pero cargada de solemnidad

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Alberto II de Bélgica cederá hoy, 21 de julio, el trono a su hijo el príncipe Felipe tras veinte años de reinado. Las dificultades de salud que atraviesa a sus casi 80 años y las complicaciones políticas que atraviesa el país han obligado al soberano a traspasar la corona a su primogénito, preparado desde su infancia por su tío, el rey Balduino, para hacer frente a la Jefatura del Estado.

Desde primera hora de la mañana, momento en que se celebrará la breve ceremonia de abdicación y traspaso de poderes, el hasta hoy príncipe de Brabante se convertirá en Felipe I de los belgas.

Su padre, sin embargo, de acuerdo con las tradiciones del país, mantendrá el tratamiento que hasta hoy ostentaba: su majestad, el rey Alberto de los belgas.

Esta situación se repetirá del mismo modo con la princesa Matilde, quien se convertirá en reina consorte, y con su suegra, la reina Paola, quien mantendrá su tratamiento.

Se trata de un momento de gran trascendencia histórica para el país, ya que confluyen varias situaciones que no se habían producido con anterioridad: coexistirán dos reyes y tres reinas, y será nombrada la primera mujer heredera al trono, quien algún día hará frente a sus obligaciones como cabeza de la dinastía belga.

La noticia de la abdicación fue comunicada hace tan solo dos semanas por el rey Alberto, a través de un emotivo discurso emitido a través de los distintos canales comunicativos utilizados por la familia real.

http://www.monarquiaconfidencial.com/belgica/085093/el-rey-de-belgica-abdica-a-los-79-anos-alberto-ii-abandonara-el-trono-el-proximo-21-de-julio-dia-de-la-fiesta-nacional

Las claves de la celebración

Las celebraciones entorno al cambio generacional en la corona belga comenzaron ayer sábado, víspera del gran día, por la noche, cuando los reyes Alberto y Paola ofrecerán un concierto, seguido de un baile, al que acudirán todos los invitados a la entronización del príncipe Felipe.

Las actividades centrales del relevo al frente de la Jefatura del Estado se llevarán a cabo hoy, domingo, cuando a las diez y media de la mañana, el rey Alberto abdicará en el Palacio Real de Bruselas, lugar donde durante los últimos veinte años ha cumplido con sus funciones como soberano del país.

Tras la ceremonia de abdicación, el príncipe Felipe deberá jurar el cargo de Jefe del Estado ante las dos cámaras del Parlamento, en el palacio de la Nación, momento a partir del cual sucederá a su padre en el trono.

A continuación, como dicta la tradición, el nuevo rey, acompañado por su esposa, la reina Matilde, y sus cuatro hijos, saldrá al balcón principal de palacio a saludar a los cientos de ciudadanos que se agolparán a las puertas del edificio para mostrar su apoyo a la continuación de la monarquía en su país.

Sin embargo, la abdicación de Alberto II y la posterior entronización del sucesor al trono no serán los únicos actos, durante ese día, en los que esté presente la familia real belga.

Con motivo de la coronación del príncipe, la casa real ha programado varios encuentros oficiales presididos por los futuros soberanos del país, entre los cuales destaca un desfile de carácter militar que comenzará a primera hora de la tarde, y que se desarrollará en la plaza situada enfrente del Palacio de Bruselas.

Como cierre del gran día, la familia real de Bélgica al completo festejará la entronización de los príncipes Felipe y Matilde a través de un espectáculo nocturno de fuegos artificiales en el Palacio de las Academias.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·