Miércoles 20/09/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Tribuna Libre

Las polémicas fotografías de la princesa

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Zarzuela ha sorprendido esta vez 'celebrando' el 40 cumpleaños de la princesa Letizia con el envío a los medios de una sesión fotográfica de los príncipes de Asturias y sus hijas. En mi opinión, se trata de unas imágenes interesantes, y hasta atractivas, que van a contribuir a asentar un poco más, popularmente, la imagen del heredero y su familia.

Ha habido también críticas, y no escasas. Pegas a la oportunidad de la iniciativa, al tipo de escenas familiares escenificadas, al protagonismo (excesivo) de doña Letizia, al look elegido por ella... Y hasta a la capacidad técnica de la autora de las fotografías, que ya es criticar, la verdad.

Sigo desde hace años la actividad de la Familia Real y reconozco que quienes están a su servicio no lo tienen fácil. Las pegas, de unos o de otros, resultan interminables. Si hacen, porque hacen; si no hacen, porque no hacen. Si dicen, porque dicen; si no dicen, porque no dicen. Nunca falta la polémica. Aunque pienso que es algo que va en el sueldo.

Aunque, para fotografías polémicas, las del top-less de Kate Middleton, princesa de Cambridge, que, de forma imparable, están dando la vuelta al mundo.

Lo considero una inadmisible violación de su intimidad personal. Pero, sin embargo, me sirve para formular algunas reflexiones.

La primera es que hay que saber que, tal como están hoy las cosas, resulta tarea casi imposible impedir que se capten imágenes y escenas como las citadas, no sólo por el atrevimiento de algunos fotógrafos, sino sobre todo porque es muy elevado el número de artilugios capaces de grabar y son innumerables las personas normales que disponen de ellos.

Por tanto, a día de hoy, si alguien no desea ser sorprendido en top-less, o en otra situación que considere que no ha de conocerse, la solución es no atreverse en ello. Así de penoso, pero así de real y pragmático.

Y ese aviso afecta especialmente a miembros de las monarquías, políticos, grandes figuras, famosos, artistas... Kate Middleton y personajes semejantes habrán de tener más cuidado.

La segunda reflexión es que el calificativo de 'global' que hoy se aplica al mundo no puede considerarse más certero. Y, por ello, algunas cosas resultan imparables.

Las imágenes de la princesa han empezado a publicarse en Francia (donde las autoridades inglesas apenas tienen nada que hacer), pero, merced a Internet y a las redes sociales, están dando la vuelta al mundo.

Es que, con la aparición de Internet, una imagen, unas palabras, una escena que ingrese en la Red, se convierte inmediatamente en susceptible de viajar al mundo entero. Y en algo incontrolado e incontrolable. Un caso más: el de la concejala de Los Yébenes.

Y una reflexión final. La condición de global que hoy presenta el mundo deberá conducir a la existencia de alguna legislación mínima que alcance a la totalidad del Planeta, lo mismo que a mecanismos de vigilancia y control económico de aplicación igualmente universales, y, por supuesto, a normas de publicación en medios informativos y en general en Internet también con alcance mundial, vigentes, aplicables y efectivamente exigibles en cualquier rincón de la Tierra.

Creo que todo eso habrá de llegar. Y a no mucho tardar.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·