Lunes 21/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Tribuna Libre

Estanislao II Augusto Poniatowski, rey de Polonia, coleccionista y mecenas de las artes

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Bajo el título “L’Aigle Blanc Stanislas Auguste, dernier roi de Pologne, collectionneur et mécène au Siècle des Lumières” se celebra en el Palacio de Compiègne, Francia, una exposición organizada con la colaboración del Grand Palais y del Castillo Real de Varsovia, donde será presentada también del 14 de noviembre de 2011 al 5 de febrero de 2012. Además, el 29 y 30 de abril se celebrará en el Instituto Nacional de Historia del Arte, en París (2, rue Vivienne) y en el citado palacio un coloquio de expertos sobre este monarca.

Del 3 de abril al 4 de julio de 2011 se celebra en el Museo Nacional del Palacio Imperial de Compiègne, Francia, una extraordinaria exposición acerca de la figura de un soberano ilustrado: el rey Estanislao II Augusto de Polonia, personaje clave la vida política y artística de la Europa del siglo XVIII. Además, el 29 y 30 de abril de 2011 tendrá lugar en el Instituto Nacional de Historia del Arte, y en el citado palacio un coloquio de expertos en el que expertos de todo el mundo hablarán sobre la importancia de ese rey en la Europa de las Luces, su patriotismo, la presencia de franceses en la Polonia de la época, la influencia del salón de Madame Geoffrin en el monarca, el gusto francés en su corte, sus relaciones con los artistas, su colección de pinturas, bronces, o esculturas, o el destino de su colección.

Nacido como príncipe Estanislao Augusto Poniatowski el 17 de enero de 1732 y fallecido el 12 de febrero de 1798, fue de 1764 a 1795 “por la gracia de Dios y la voluntad del pueblo, Rey de Polonia, Gran Duque de Lituania, Duque de Rutenia, Prusia, Mazovia, Samogitia, Kiev, Volinia, Podolia, Livonia, Smolensk, Siewierz y Tchernihiv”. Era hijo de Estanislao Poniatowski, palatino de Cracovia, amigo y compañero de Carlos XII de Suecia, y de la princesa Constanza Czartoryska. Precisamente, su buena estrella se basa en parte en la influencia de sus tíos Czartoryski, que le enviaron a San Petersburgo en el séquito del embajador británico sir Charles Hanbury Williams. Obtuvo luego ser acreditado como embajador de Sajonia lo que le permitió conocer a la emperatriz Catalina II que se quedó prendada de él. Gracias al apoyo de esta zarina fue elegido rey de la Republica de las Dos Naciones o Mancomunidad polaco-lituana, aunque sus tíos hubiesen preferido para ese trono a otro sobrino: el príncipe Adam Casimir Czartoryski.

Estanislao Augusto tuvo la suerte de efectuar el clásico “grand tour” típico de muchos vástagos de grandes familias europeas, que en su caso realizó de 1750 a 1754 por Sajonia, Prusia, Austria, Provincias Unidas (Holanda), París, Londres y San Petersburgo.

La muestra, de más de ciento cincuenta obras, evoca la personalidad de ese monarca, su ascenso al trono, y especialmente su actividad como coleccionista de pintura y dibujos. La exposición se divide en varias secciones: “El Rey”, donde se evoca su biografía y las personalidades que influyeron en él; “Las colecciones de Estanislao Augusto”, en la que se exponen parte de los dos mil doscientos cuadros que reunió, con obras de Hubert Robert, Natoire, Vernet, Norblin de la Gourdaine, Rembrandt, Jan Victors, Dietrich, o grabados de Fragonard, Rubens, Piranesi, entre otros; “El mecenas fundador”, donde se reflejan sus proyectos arquitectónicos y de arreglo de interiores, encargados al arquitecto francés Victor Louis, autor del gran teatro de Burdeos, al pintor lionés Jean-Baptiste Pillement, que decoró la residencia de verano de Ujazdów, o los seis obras encargadas al paisajista veneciano Bernardo Bellotto, también llamado Canaletto el Joven, además de multitud de medallas, esculturas, vajillas, armas, y otros objetos artísticos decorativos que dan una imagen de su gusto y su actividad como mecenas y promotor de la vida artística y económica polacas. La influencia de todos esos artistas, gracias al impulso de Estanislao II Augusto, fue decisiva en las residencias reales polacas de la época y en la brillante Varsovia del siglo de las luces.

Estanislao II Augusto pasó sus últimos años en el suntuoso palacio de Mármol de San Petersburgo, antigua residencia del conde Orlov, favorito de Catalina la Grande. Era una persona generosa, de brillante conversación que podía mantener en varias lenguas. Escribió sus memorias y a su muerte se erigió un monumento en la iglesia católica de Santa Catalina en la perspectiva Nevsky.

Creó el 7 de mayo de 1765 la Orden de los Caballeros de San Estanislao, Obispo y Mártir, conocida como Orden de San Estanislao, tenida como antecesora de la actual Orden de la Polonia Restituta, para agraciar a los súbditos fieles a la corona polaca.

Amadeo-Martín Rey y Cabieses

·Publicidad·
“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·