Martes 06/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Suecia

Carlos XVI Gustavo abre el nuevo periodo de sesiones del parlamento sueco preocupado por el medio ambiento y el calentamiento global

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Como ya es tradición desde el ascenso al trono de Carlos XVI Gustavo en 1974 el monarca ha abierto la nueva sesión parlamentaria, una de las pocas ocasiones en las que se permite que la monarquía brille en el reino nórdico conocido por sus desdén al glamour y la pompa.

La apertura del Parlamento ó Riksmöte, como se le conoce en sueco, es una de las pocas intervenciones en la vida política que realiza el monarca desde la entrada en vigor de la Constitución de 1975. Las ceremonias comienzan con una misa en la Storkyrkan (Catedral de Estocolmo) que se localiza en el corazón de la ciudad (Gamla Stan), y donde la pareja real además contrajo matrimonio el 19 de junio de 1976. Estuvieron también presentes los tres príncipes: Victoria, Carlos Felipe y Magdalena, junto al gabinete y otros invitados. Después de la misa los Reyes se reunieron con el gabinete en el Palacio Real antes de partir hacia el edificio del Parlamento (Riksdag).

Tanto la pareja real como sus hijos se trasladaron al parlamento en carruajes. A su llegada fueron recibidos por el Presidente del la Cámara Legislativa, Per Westerberg, quién condujo a los miembros de la Familia Real hacía la Cámara Plenaria. Aunque el ámbiente es muy “real”, con marchas militares, la fanfarria real y hasta la entonación del Himno al Rey (Kungssången), no se deja olvidar que es un acto legislativo que pone a la monarquía en evidencia, pues no es el monarca quien toma la iniciativa para abrir la nueva sesión sino el Presidente del Parlamento. En su discurso el rey trato los temas sobre el cuidado del medio ambiento y el calentamiento mundial.

Rafael Cruz