Martes 26/09/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Reino Unido

Dos reinas entre las 100 mujeres más poderosas del planeta

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La prestigiosa revista Forbes publicó la lista de las 100 mujeres más ricas y poderosas del mundo, en la que están incluidas las reinas Isabel de Inglaterra y Rania de Jordania, superadas por mujeres como Michele Obama, Hillary Clinton o la presidenta de Argentina, Cristina de Kirchner.

Ocho jefas de Estado y 29 presidentas lideran la lista de Forbes de las 100 mujeres más poderosas, difundida el miércoles. La canciller alemana, Angela Merkel, encabeza este año una lista en las que figuran tambien, en sus primeros puestos, la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, en un tercer puesto. Tienen una edad promedio de 54 años y en su conjunto controlan 30 billones de dólares. De ellas, 22 son solteras.

"Nuestra lista refleja las diversas y dinámicas trayectorias de poder para las mujeres hoy en día, si lideran una nación o si establecen la agenda de temas críticos de nuestro tiempo", dijo en un comunicado Moira Forbes, presidenta y editora de ForbesWoman.

"A través de sus múltiples esferas de influencia, estas mujeres han llegado al poder a través de la capacidad de construir una comunidad en torno a las organizaciones que supervisan, los países que lideran, las causas que defienden y sus marcas personales", agregó Forbes.

ISABEL II DE INGLATERRA

Isabel II de Inglaterra, en el trono desde el 7 de febrero de 1952, ocupa el puesto número 49, muy por detrás de celebridades como Lady Gaga (11), Beyoncé Knowles (18) o la actriz Angelina Jolie (29). La soberana británica es la integrante más anciana de la lista.

Isabel II apadrina o preside con carácter honorífico alrededor de 700 organizaciones de todo tipo y, entre sus muy limitadas prerrogativas inaugura el Parlamento tras las elecciones con la lectura del programa del partido vencedor, recibe en audiencia al primer ministro una vez por semana (los martes al mediodía), concede las órdenes de la Jarretera y del Cardo y nombra a los caballeros.

Es asimismo cabeza de la Iglesia de Inglaterra y comandante en jefe del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea Real, además de ostentar la condición de coronel en jefe de todos los regimientos de la Guardia Real y del cuerpo de Ingenieros Reales, y de capitán general del Regimiento de Artillería Real.

Es también cabeza de la Commonwealth y jefa de Estado nominal de los otros 15 países pertenecientes a esta entidad que no han instaurado el sistema republicano, cuales son: Antigua y Barbuda, Australia, Bahamas, Barbados, Belice, Canadá, Granada, Jamaica, Nueva Zelanda, Papúa Nueva Guinea, Salomón, San Cristóbal y Nevis, San Vicente y las Granadinas, Santa Lucía, y Tuvalu.

En uno u otro momento a lo largo de este medio siglo en el trono, la reina ha sido también jefa nominal de otras tantas antiguas colonias convertidas hoy en estados independientes, hasta que abolieron el sistema monárquico. Éstos han sido: Fiji, Gambia, Ghana, Guyana, Kenya, Malawi, Malta, Mauricio, Nigeria, Pakistan, Rhodesia, Sierra Leona, Sudáfrica, Sri Lanka, Tanganyka, Trinidad y Tobago, y Uganda.

RANIA DE JORDANIA

La otra reina de la lista es Rania Al-Yassin, esposa del rey Abdallah II de Jordania, que ocupa el puesto 53. La bellísima esposa del rey Abdalá II siempre se mostró interesada por los temas de la juventud, la educación y el desarrollo económico.

De origen palestino, llegó al trono con una licenciatura en ciencias empresariales y con variada experiencia por haber acompañado a empresas multinacionales en distintos proyectos.

Conoce más que bien la cultura occidental y los efectos de la globalización, y advierte la trascendencia del papel femenino. Se manifiesta con firmeza y seguridad en casi todos los temas, incluida la lucha para que se reconozca el derecho de las mujeres a transmitir su nacionalidad a sus hijos. Su enorme influencia incluso llegó a ser revelada en los cables diplomáticos difundidos por WikiLeaks.

La ola de revueltas populares e inquietud social que sacuden este año a los pueblos del Oriente Medio no fueron la excepción para el rey Abdallah, que sobre todo debió afrontar las severas críticas hacia su mujer, a quien los manifestantes jordanos e incluso los líderes tribales de Jordania consideran demasiado entrometida en política y muy derrochadora.

Una treintena de figuras destacadas de las poderosas tribus jordanas advirtieron al rey que el país sufre una "crisis de autoridad" y critican la "interferencia en decisiones ejecutivas de aquellos que no tienen poderes constitucionales", en una clara referencia a la reina Rania.

Evocando comparaciones con las esposas del ex presidente tunecino, Ben Ali, y del rais egipcio, Hosni Mubarak, los líderes atacaron directamente a la reina, de origen palestino, y la acusan de usar los fondos del estado para promover su imagen en el extranjero sin preocuparse por las penurias de los jordanos.

"Está construyendo centros de poder para su interés que van contra lo que los jordanos y los hachemís han acordado en el gobierno. Es un peligro para la nación, la estructura del estado, la estructura política y la institución del trono", dijeron. Hace unos meses, unos manifestantes interrumpieron un partido de fútbol en que jugaban equipos palestinos, bajo la consigna: "¡Divórciate de ella, padre de Husein, y te daremos a dos de nuestras mujeres!".

Darío Silva D'Andrea

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·