Martes 26/09/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Reino Unido

Ocurrió en el Palacio de Kensington

El príncipe Jorge repite la imagen de su padre con una moto policial

Se subió con la ayuda de la duquesa de Cambridge y varios agentes del cuerpo metropolitano de Londres. El príncipe Guillermo se hizo una foto igual hace 29 años

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En sus menos de tres años de vida el hijo mayor de los príncipes Guillermo y Catalina de Cambridge ha protagonizado numerosas imágenes entrañables. La última tuvo como escenario el jardín del Palacio de Kensington y como participantes, a varios agentes de la Policía Metropolitana de Londres.

El príncipe Jorge sobre una moto de la Policía Metropolitana de Londres. El príncipe Jorge sobre una moto de la Policía Metropolitana de Londres.

Ocurrió cuando varios miembros de la familia real se acercaron a despedir a la princesa Ana -hermana de la reina Isabel-, que se marchaba de viaje en helicóptero. La princesa Catalina acudió con sus dos hijos, Jorge y Carlota.

En ese momento se encontraron con varios miembros de la Policía Metropolitana de Londres, que protegen el Palacio de Kensington. Y en un gesto de cercanía, Catalina permitió que su hijo mayor disfrutara de un buen rato con la gran motocicleta que conducía uno de los agentes.

Con la ayuda de uno de los policías, Jorge (que en julio cumplirá tres años) se subió a la moto e incluso intentó llegar al manillar del vehículo policial. Su madre sonreía al lado mientras cuidaba de la pequeña Carlota, que sólo tiene un año.

Jorge tuvo oportunidad de tocar y ver todos los botones y accesorios de la moto, mientras atendía a las indicaciones de los policías. La escena ha provocado que la prensa británica rebusque en la memoria, ya que hace 29 años se produjo una escena muy parecida con el padre de Jorge.

El príncipe Guillermo y su hermano Enrique también fueron fotografiados encima de una motocicleta durante una visita a una unidad de la Policía Metropolitana de Londres en 1987.

Precisamente la princesa Catalina contó hace un año que cuando su esposo sale a pasear con su moto Ducati ella sufre por el miedo que le dan estos “peligrosos” vehículos. De hecho, aseguró que pensaba mantener a sus hijos de las motos todo lo que fuera posible.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·