Martes 26/09/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Reino Unido

El príncipe Harry inaugura el primer campo en recuerdo de los caídos en Afganistán

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

@font-face {"Calibri"; }p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal { margin: 0cm 0cm 10pt; line-height: 115%; font-size: 11pt;"Times New Roman"; }div.Section1 { page: Section1; } El príncipe Harry presidió este miércoles en el parque de Lyliard, en Wiltshire, cerca de la localidad de Wootton Basset, la apertura del primer campo en recuerdo de víctimas asesinadas en Afganistán desde 2001. Cerca de 35.000 cruces serán plantadas en el campo en representación de los caídos.

@font-face {"Calibri"; }p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal { margin: 0cm 0cm 10pt; line-height: 115%; font-size: 11pt;"Times New Roman"; }div.Section1 { page: Section1; } Vestido con el uniforme de gala de la Caballería de la Guardía Real y con una boina del cuerpo azuel del Ejército del Aire, Harry de Inglaterra plantó una cuz en el campo para, a continuación, participar en una ceremonia de silencio de dos minutos.

Tras el discurso del príncipe, en el que recordó a los caídos en el conflicto afgano hasta la fecha, algunos de los militares presentes en el acto tomaron la palabra para agradecer la presencia del miembro de la Familia Real. Confesaron sentirse orgullosos de la labor que el hijo de Carlos de Gales desempeña dentro de las Fuerzas Armadas británicas.

El momento más emotivo del acto se produjo durante el saludo a los asistentes, cuando el príncipe Harry consoló a los familiares y amigos de los militares británicos fallecidos que se desplazaron hasta el parque de Lyliard.

Al concluir el acto de inauguración, Harry de Inglaterra jugó con varios niños de la localidad antes de retirarse a una recepción privada con altos cargos del Ejército, entre los que se encontraba el presidente de la Royal British Legion´s National, el Teniente General John Kiszely, que también clavó una cruz; y la Oficial de la Legión de Repatriación, Anne Bevis.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·