Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Reino Unido

El príncipe Enrique se formará a partir de enero como piloto de helicópteros del Ejército británico

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El hijo menor del príncipe Carlos y la fallecida Diana empezó su carrera en el Ejército como teniente en el selecto regimiento de los "Blues and Royals", con el que combatió en Afganistán el pasado diciembre. Enrique pasó 10 semanas en el frente de batalla, aunque tuvo que volver antes de lo previsto al revelar su presencia la prensa. Enrique siempre ha dicho que, como miembro de las Fuerzas Armadas, quiere combatir, pero hay quienes, en la Casa Real y el estamento militar, se oponen a la idea al considerar su condición de tercero en la línea de sucesión al trono.

El príncipe Enrique de Inglaterra asistirá a un curso para convertirse en piloto de helicópteros del Ejército británico, después de haber superado las pruebas de acceso, confirmó este jueves Clarence House, residencia oficial del príncipe Carlos. El Príncipe, de 24 años, empezará el próximo enero la instrucción, que durará 16 meses y le capacitará para pilotar los tres tipos de helicóptero de la unidad de aviación del Ejército, Gazelle, Lynx o Apache. Antes de poder ingresar en el curso, Enrique tuvo que hacer otro preliminar de cuatro semanas en el que, en 13 horas de vuelo, se evaluaron sus habilidades y talento para el pilotaje. El hijo menor del príncipe Carlos y la fallecida Diana empezó su carrera en el Ejército como teniente en el selecto regimiento de los "Blues and Royals", con el que combatió en Afganistán el pasado diciembre. Enrique pasó 10 semanas en el frente de batalla, aunque tuvo que volver antes de lo previsto al revelar su presencia la prensa. El príncipe Enrique siempre ha dicho que, como miembro de las Fuerzas Armadas, quiere combatir, pero hay quienes, en la Casa Real y el estamento militar, se oponen a la idea al considerar su condición de tercero en la línea de sucesión al trono.

Otros varones miembros de la realeza británica se han formado como pilotos de helicóptero, entre ellos el príncipe Carlos y su hermano, el príncipe Andrés. El pasado septiembre, Clarence House anunció que el príncipe Guillermo, segundo en la línea de sucesión, recibirá instrucción para convertirse en un piloto de rescate de la real Fuerza Aérea (RAF).