Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Reino Unido

El cuarto pedestal de la plaza de Trafalgar será utilizado para poner una estatua de la reina Isabel II

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El cuarto pedestal de la plaza londinense de Trafalgar, que quedó en su día vacío y se utiliza actualmente para instalar esculturas que van cambiando, está reservado para una estatua ecuestre de Isabel II que se encargará cuando fallezca.

Así lo señala hoy el diario "The Independent", según el cual el alcalde de Londres, Boris Johnson, ha sido informado de ese plan, lo que explica por qué ése renunció recientemente a la propuesta de erigir allí una estatua del aviador de origen neozelandés Terry Smith, héroe de la Segunda Guerra Mundial. Aunque existen varios retratos en óleo de la Reina, entre ellos uno de Lucian Freud, no hay ninguna estatua que la represente en la capital británica.

La única que hay en el Reino Unido está en el parque del castillo de Windsor, donde se erigió para marcar los 50 años de su reinado en el 2002. Por el contrario, hay varias estatuas ecuestres suyas en ciudades extranjeras, por ejemplo, en Ottawa, donde aparece montada en un caballo de la Policía Montada del Canadá que le regalaron en 1977, y en Saskatchewan, también en Canadá, donde la representaron con su yegua favorita, Burmese.

"El pedestal (de "Trafalgar Square") es lo suficientemente amplio y tiene la forma perfecta para una estatua ecuestre de Su Majestad", dijo una fuente al periódico. En el pasado, ese pedestal ha acogido polémicas esculturas como la de una minusválida desnuda y embarazada, de Marc Quinn, hasta un "Ecce Homo", de Mark Wallinger. La última propuesta, del escultor Antony Gormley, es la de permitir turnarse a voluntarios que se subirán al pedestal para convertirse en estatuas de carne y hueso durante una hora.