Martes 22/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Reino Unido

La discreta presencia de la niñera del príncipe Jorge en Oceanía

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

María Teresa Turrión se está manteniendo en un segundo plano durante su estancia en Nueva Zelanda. A pesar de la expectación que generó a su llegada al país acompañando a los duques de Cambridge y su primogénito, su presencia durante el resto de jornadas ha pasado prácticamente desapercibida y los medios de comunicación sólo han podido captar fotografías de ella en un par de ocasiones.


María Teresa Turrión. María Teresa Turrión.

La primera vez que la imagen actual de la niñera del príncipe Jorge fue difundida en la prensa ocurrió hace algunas semanas, apenas unos días después de que saliese a luz su identidad.

Sin embargo, la instantánea de María Teresa paseando con el primogénito de los duques de Cambridge y un escolta por Hyde Park no era suficientemente nítida para apreciar el rostro de la niñera, por lo que han tenido que transcurrir varias semanas para conocer la imagen de la joven.

Su aterrizaje en el aeropuerto de Wellington, en Nueva Zelanda, desencadenó una gran expectación mediática. En cuestión de minutos, su fotografía bajando del avión junto a los príncipes Guillermo, Catalina y Jorge fue difundida en los medios de comunicación internacionales, que aguardaban expectantes captar el rostro de la niñera con el mismo interés que el del biznieto de la reina Isabel.

Su aspecto mostraba el evidente cansancio de María Teresa después de un viaje de casi treinta horas de vuelo. Para esta ocasión, la joven palentina escogió un conjunto sobrio y discreto compuesto por una chaqueta, camisa y falda larga.  

Tras su primera aparición pública en Nueva Zelanda, María Teresa Turrión sólo ha sido fotografiada en una ocasión más durante este viaje. Ocurrió durante la asistencia de los duques de Cambridge y su primogénito a una reunión informal en la sede del Gobierno de Wellington.

La niñera de Jorge también estuvo presente en el acto. Permaneció de pie en un lugar discreto de la sala mientras Guillermo y Catalina se relacionaban en compañía de su hijo con otros padres y niños. La cuidadora, muy pendiente en todo momento del primogénito de los príncipes, sostuvo entre sus manos una manta del pequeño.


·Publicidad·
“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·