Viernes 18/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Reino Unido

Se ha revelado por error en un documento del Gobierno

Una comisión secreta diseña la coronación del príncipe Carlos de Inglaterra

El duque de Norfolk y otros nobles llevan más de una década discutiendo los detalles. La ceremonia será menos fastuosa que la de Isabel II

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Carlos de Inglaterra lleva más de seis décadas siendo príncipe de Gales y heredero a la Corona del Reino Unido. Su madre Isabel II ha cumplido ya 90 años, 64 de ellos como reina, y por ello hace ya bastante tiempo un grupo de nobles y personalidades del país está ideando cómo será la ceremonia de coronación del rey Carlos III.

El príncipe Carlos escucha el discurso de Isabel II en la apertura del Parlamento. El príncipe Carlos escucha el discurso de Isabel II en la apertura del Parlamento.

El asunto lo ha revelado el periódico Daily Mail. Se ha debido a un error de algún funcionario del gobierno británico, que al responder a una pregunta sobre otro asunto reveló en el documento equivocado los planes para la coronación del príncipe de Gales cuando fallezca la reina.

“Operación orbe dorado”: ese es el nombre en clave de los preparativos para tener todo a punto en la sucesión al frente de la corona del Reino Unido a la muerte de Isabel II.

Al frente de todo este plan está el duque de Norfolk, Edward William Fitzalan-Howard. Es uno de los aristócratas de más rango en el Reino Unido, y sobre todo tiene el título de “conde mariscal”, lo que conlleva estar encargado de organizar los funerales de Estado y la coronación del rey en la abadía de Westminster.

Lo que no se sabía es que el duque de Norfolk lideraba a un grupo de aristócratas y otras autoridades del Reino Unido que hace más de una década comenzaron a idear cómo tendría que ser la coronación del príncipe de Gales como Carlos III.

Al salir a la luz la existencia de la “Operación orbe dorado” -el nombre proviene del orbe, la joya en forma de globo terráqueo que sostiene el rey en la coronación- también se ha sabido que igualmente existe un comité con la clave “Puente de Londres” para planear con discrección cómo será el funeral de la reina Isabel II, así como otro, “Forth Bridge”, para las exequias del príncipe Felipe de Edimburgo.

En los tres casos estas comisiones trabajan de forma reservada y prácticamente de manera independiente al gobierno británico y a la casa real.

Aunque no se han conocido muchos detalles de cómo sería la coronación de Carlos, sí se sabe que será menos fastuosa y multitudinaria que la de Isabel II en 1953, que reunió a 8.000 personas en un servicio religioso en la Abadñia de Westminster que duró tres horas.

La de Carlos sería más corta, y los asientos estarán reservados a miembros de la casa real, autoridades del país, embajadores, mandos militares, representantes religiosos y enviados de los otros países, aparte del Reino Unido, de los que también será coronado rey, como Canadá, Australia... Además, parte de los asientos se sortearían para que acudieran personas enviadas por organizaciones benéficas por sorteo.

Además, para darle un tono menos confesional anglicano, el juramento de Carlos tratará de que se entienda que no será “defensor de la fe” en el sentido de sólo de la religión cristiana anglicana -de cuya iglesia será cabeza-, sino de todas las religiones que conviven en el Reino Unido.

·Publicidad·
“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·