Lunes 05/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Reino Unido

Subastan varias cartas íntimas que Lady Di envió a un mayordomo de la familia real británica

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Ocho cartas personales que la princesa Diana de Gales envió a un mayordomo de confianza de la familia real británica se subastarán el próximo 5 de julio en Colchester (sudeste de Inglaterra). La colección también incluye cartas de la Reina Madre (1900-2002) que recogen su conocida afición a la bebida: "Creo que me llevaré dos pequeñas botellas de Dubonnet (vino francés) y ginebra esta mañana, en caso de que las necesite".

Se trata de misivas íntimas que Diana -fallecida en 1997 en un accidente de tráfico en París- escribió a William Tallon, apodado cariñosamente "Billy doméstico", quien trabajó para la realeza desde 1951 hasta 2002 y murió el pasado año a la edad de 72 años. Según los subastadores, esa correspondencia integra una colección de 694 objetos que podría venderse por unas 200.000 libras (252.000 euros).

Una de las cartas más sentidas está fechada el 28 de junio de 1982, siete días después del nacimiento del primer hijo de Lady Di y el príncipe Carlos (heredero a la Corona), el príncipe Guillermo. En la misiva, la princesa agradece a Tallon sus "preciosos regalos" y describe sus emociones como madre primeriza. "¡De momento, no estamos seguros de lo que nos ha tocado. Sólo sabemos que tiene un par de pulmones muy fuertes!", exclama Diana. "Parece que pasamos casi todo nuestro tiempo mirando a esta persona pequeñita", escribe la princesa, cuyas palabras denotan la dicha de su época más feliz junto al príncipe Carlos, de quien se divorciaría en 1996.

James Grinter, responsable de la casa de subastas, calcula que cada una de las cartas puede venderse por un precio de hasta 1.500 libras (casi 1.900 euros). La colección de Tallon también incluye cartas de la Reina Madre (1900-2002), quien en una de ellas se declara "muy agradecida" al mayordomo por sus "años de dedicado servicio" y su "sabio liderazgo en días felices y en días problemáticos". Otra nota aporta luz sobre la vida cotidiana de la Reina Madre y su conocida afición a la bebida: "Creo -afirma la que fue Reina consorte- que me llevaré dos pequeñas botellas de Dubonnet (vino francés) y ginebra esta mañana, en caso de que las necesite".