Sábado 19/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Reino Unido

Boda Real Británica: Londres se prepara para el “gran día” del Príncipe Guillermo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Corte inglesa trabaja contrarreloj en la organización de los fastos que servirán para homenajear el casamiento del príncipe Guillermo y Catherine Middleton.

Los gobiernos locales están autorizando la organización de fiestas en la calle para que la gente festeje con vecinos, conocidos y amigos. Los que se verán más beneficiados son los pubs o bares típicos en Londres, en los que se venden bebidas alcohólicas y que podrán permanecer abiertos unas horas más para atender a los turistas, además de los supermercados, que se beneficiarán de los picnics y las reuniones familiares que se realizarán para celebrar este acontecimiento histórico.   Para el próximo 29 de abril la policía londinense (Scotland Yard) tiene el deber de garantizar la seguridad de los novios e invitados especiales de la Abadía de Westminster al Palacio de Buckingham, así como de los traslados de Kate desde el lujoso Hotel Goring. Un importante número de calles serán cerradas y valladas por la policía, y se pondrá en acción un operativo importantísimo, destinado a evitar posibles desvanes.   El operativo de seguridad para la boda real estará a cargo del comandante Bob Broadhurst, jefe del Orden Público, quien también estuvo al frente de la seguridad de la cumbre de G-20 y lleva 30 años al servicio de la policía metropolitana. Tras los ataques con bomba al metro y autobuses de Londres en julio de 2005, se aprobó una nueva ley antiterrorista que faculta a la policía para detener a cualquier persona sospechosa de terrorismo.   Broadhurst, encargado del mantenimiento del orden en la capital, aseguró que la policía no dudaría en ejercer ampliamente los poderes que generalmente es reacia a utilizar, como los controles de identidad o los registros personales. El Gobierno británico está invirtiendo unos US$ 32 millones en personal policiaco, tropas militares y guardaespaldas privados que velarán por la seguridad de los invitados y del público.   El SO14, la sección policial encargada de la protección de la familia real, proporcionará cuatro guardaespaldas que vigilarán a Kate, y otros cuatro que velarán por Guillermo. Las medidas de seguridad incluyen agentes de civil mezclados con la multitud y tiradores de élite apostados en los techos a lo largo del recorrido de la comitiva real. Un inmenso perímetro que abarcará los lugares de la ceremonia estará cerrado a la circulación desde el amanecer.   Pero la tarea de las fuerzas del orden será complicada debido a una confluencia poco habitual de amenazas. El nivel de alerta terrorista se sitúa actualmente en su máximo nivel (“altamente probable”). Pero las autoridades temen también que los grupos de jóvenes violentos que atacaron los escaparates de tiendas y bancos durante una importante manifestación sindical en marzo quieran aguar la fiesta. – Darío Silva D’Andrea

·Publicidad·
“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·