Domingo 20/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Reino Unido

Problemas entre el príncipe de Gales y el Instituto Británico de Arquitectos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Ya se lleva tiempo escuchando que no siempre los planes de Carlos de Inglaterra casan con los proyectos del Instituto inglés. Ahora, este ha señalado su disconformidad en cuanto a cambios que el propio príncipe ha realizado ajustándose a sus gustos personales y no a lo acordado con anterioridad.

El plan arquitectónico consiste en realizar una importante obra de un complejo de oficinas y tiendas, cercano a la catedral de St. Paul. Un presupuesto de 500 millones de libras para el director de dicho proyecto, el conocido arquitecto Jean Nouvel. Sin embargo, se asegura que supuestamente, el príncipe Carlos ha intervenido para que no sea él quien lleve a cabo el diseño, sino otro diseñador que él considera más adecuado.

El plan, llamado “One New Change”, sufre entonces, un cambio importante y al considerarse este fuera de lugar, el Instituto Británico de Arquitectos se ha quejado de forma pública tachando la acción de “descarada y perniciosa” y pidiendo “un paso atrás” al heredero de la corona.

Según Mikey Hussey, director londinense de Land Securities, empresa dedicada al desarrollo de edificios comerciales, el príncipe Carlos escribió una carta al Instituto donde se señalaba la necesidad de que “cerca de St. Paul debería haber algo brillante” y en la misma misiva recomendaba a uno de sus propios asesores arquitectónicos.

La postura del hijo mayor de Isabel II en cuanto a la arquitectura, siempre ha sido el oponerse a la arquitectura moderna así que no es de extrañar que se oponga a las ideas de Jean Nouvel, prestigioso arquitecto modernista.

·Publicidad·
“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·