Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Reino Unido

El Príncipe Guillermo será piloto de la RAF

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

A principios del próximo año comenzará un entrenamiento para convertirse en miembro de la unidad de Búsqueda y Rescate de las Fuerzas Aéreas Británicas. Sigue así los pasos de su padre y su tío, el Duque de York, quienes sirvieron en la Marina Real. El futuro heredero continuará con su trabajo en las organizaciones benéficas y como miembro de la Familia Real antes de comenzar con su nuevo trabajo.

La decisión, anunciada el martes por Clarence House, ponía fin a las especulaciones sobre el futuro del Príncipe en el ejército. Eran muchas las voces que se preguntaban si el próximo año se convertiría en un “trabajador real” a tiempo completo. Finalmente no será así. El futuro heredero al trono comenzará en enero un curso de entrenamiento alrededor de la costa británica y a su término se unirá a la unidad especial por un período mínimo de 30 meses. Por tanto, no volverá a la vida civil antes de cumplir 31 años.

Pero antes de este nuevo destino, el príncipe pasará un tiempo con el Servicio Especial Aéreo, el Escuadrón de Barcos Especiales y el Regimiento Especial de Reconocimiento, todos ellos forman parte de las Fuerzas Especiales del Reino Unido. En definitiva no es más que continuar con la formación militar ya que debe prepararse para ser el máximo responsable de las Fuerzas Armadas cuando ocupe el trono. Hay que recordar que tanto su padre, el príncipe Carlos, como su tío, el Duque de York, han servido, como pilotos de helicópteros, en la Marina Real. De hecho, el Príncipe Andrés, sirvió en el conflicto de Falklands en 1982.

En una breve declaración el Príncipe Guillermo aseguró que su paso por las Fuerzas Armadas Británicas durante el pasado año había sido “un verdadero privilegio” y afirmó que unirse a las Fuerzas de Búsqueda y Rescate suponía “una oportunidad perfecta para servir en el ejército mientras contribuyo a una parte vital de los servicios de emergencia del país”. Además, el futuro heredero añadió, “el tiempo que pasé con la RAF a principios de este año me ha hecho darme cuenta lo mucho que me gusta volar”.

Los británicos han tenido buena muestra de los gustos del joven príncipe, ya que tras aprender a volar durante este año, surgieron varios problemas con sus viajes privados con helicópteros del ejército, como el que realizó a casa de los padres de su novia, Kate Middleton.