Jueves 24/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Reino Unido

Se ha empezado a vender en Francia

Nueva biografía sobre el duque de Edimburgo: “Una vida al servicio de Su Majestad”

La ha escrito Philippe Delorme, historiador especializado en casas reales, que destaca la huella que el esposo de Isabel II ha dejado en la monarquía británica

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

A punto de cumplir 96 años, el anuncio de que Felipe de Edimburgo se retira de la actividad oficial de la casa real del Reino Unido provocó una gran sorpresa en el país. El consorte de la reina Isabel II sido siempre una figura a la sombra de la monarca sobre la que ahora trata de arrojar más luz un historiador francés.

La reina Isabel y el duque de Edimburgo, en un acto el día del anuncio de la retirada del primero. La reina Isabel y el duque de Edimburgo, en un acto el día del anuncio de la retirada del primero.

Mientras que la reina Isabel se mantiene al pie del cañón y no muestra intención de abdicar -sólo ha renunciado a algunas presidencias honoríficas de organismos y fundaciones-, su esposo ha decidido dar un paso atrás. A partir de agosto dejará de aceptar invitaciones para actos oficiales en nombre de la casa real.

Coincidiendo con esta retirada de la vida pública, a las librerías de Francia acaba de llegar una biografía sobre el esposo de Isabel II de Inglaterra. “Felipe de Edimburgo. Una vida al servicio de Su Majestad” es el título que resume la trayectoria que ha estudiado Philippe Delorme.

Este historiador francés, especializado en casas reales, trata de explicar a los franceses el “destino singular” de este príncipe de Grecia y Dinamarca que acabó asumiendo, por matrimonio, un papel secundario en la monarquía más importante del mundo.

“Renunció a todo: su carrera en la Marina, su nombre, su alma... para convertirse en marido de Isabel II”, asegura el autor de esta biografía. Hasta el momento no se había publicado ningún libro monográfico sobre Felipe de Edimburgo en Francia.

Esta papel secundario como consorte, sin embargo, se complementa con que, según Delorme, el duque de Edimburgo asumió el papel de “cabeza de familia” desde su matrimonio con Isabel mientras que ésta, tras su coronación, asumía la corona del Reino Unido.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·